Hoy, 11 de abril, se celebra el Día Mundial de la Enfermedad de Parkinson, una patología degenerativa y crónica del sistema nervioso que en España afecta a unas 120.000-150.000 personas y que la que cada año se diagnostican unos 10.000 casos nuevos, según los datos manejados por la Sociedad Española de Neurología (SEN).

geriatricarea dia parkinson
El Parkinson es una patología degenerativa y crónica que afectar a las zonas del cerebro encargadas del control y coordinación del movimiento y del equilibrio

En opinión de los expertos mejorar el tiempo de diagnóstico de esta enfermedad, que afectar a las zonas del cerebro encargadas del control y coordinación del movimiento y del equilibrio, debe ser una prioridad. Un reciente estudio señala que el 52% de las personas afectadas en España tarda una media de 1 a 5 años desde que aparece el primer síntoma hasta ser diagnosticados y que un 19% espera más de 5 años en recibir el diagnóstico definitivo.
Y es que tal y como señala la Dra. Rosario Luquín Piudo, Coordinadora del Grupo de Estudio de Trastornos del Movimiento de la Sociedad Española de Neurología, «a pesar de que la Enfermedad de Parkinson es la segunda patología neurodegenerativa, tras el Alzheimer, más numerosa, existe mucho desconocimiento y falsas creencias sobre esta enfermedad que dificulta mucho el diagnostico. Por ejemplo, se tiende a pensar que el Parkinson solo afecta a personas mayores, cuando en un 15% de los casos los pacientes son menores de 45 años, o que la primera y única manifestación de la enfermedad es el temblor, cuando, en un alto porcentaje de pacientes no se manifiesta».
Por todo ello, para la SEN resulta vital dedicar esfuerzos a fomentar el conocimiento de esta enfermedad de la que según apuntan algunos estudios de ámbito europeo, más de un 50% de la población desconoce que es una enfermedad neurológica y un porcentaje aún mayor no sabría identificar ciertos síntomas como propios de la patología o no cree que sea una enfermedad invalidante.
Aunque por lo general, la edad de comienzo de la enfermedad suele ser cuando el paciente alcanza la mediana edad (el 70% de las personas que padecen Parkinson en España tiene más de 65 años, lo que supone el 2% de los mayores de esta edad padecen la enfermedad) la creencia bastante extendida de que el Parkinson solo afecta a personas mayores es errónea. Existe un porcentaje importante de casos de pacientes (el 15%) que no superan los 45 años. También existen casos, aunque muy raros, en la que la enfermedad puede iniciarse en la infancia o en la adolescencia.
«Por otra parte, el Parkinson no es ni sinónimo de temblor, ni éste tiene por qué ser su primer y único síntoma. En el 30-40% de los casos de enfermedad de Parkinson no hay temblor, es más, en un 40% de los casos, la primera manifestación del Parkinson es la depresión«, señala la Dra. Rosario Luquin.
Además de la depresión, que es un síntoma habitual y puede aparecer desde el principio de la enfermedad en un alto porcentaje de casos, también ansiedad e irritabilidad, demencia (entre el 15 y el 25% de los pacientes pueden desarrollarla), trastornos de sueño, hormigueo o dolor en las extremidades, fatiga, disfunción olfatoria (presente en un 90% de los pacientes),… son otros síntomas a tener en cuenta.
Actualmente no se conocen las causas de la enfermedad en un 85% de los casos (aproximadamente un 10% se consideran hereditarias y un 5% podrían tener un origen ambiental o tóxico) y no existe una prueba que permita establece con total garantía que un sujeto padece la enfermedad.
En todo caso, en los últimos años, se ha avanzado mucho en el conocimiento de la enfermedad lo que hace que sea una de las patologías con mayores expectativas en tratamientos futuros. «Todavía tenemos mucho que investigar en la búsqueda de  biomarcadores adecuados en la fase presintomática de la enfermedad, así como lograr encontrar algún tratamiento que permita detener o corregir la degeneración neuronal. En todo caso, hay muchas investigaciones en marcha, bastante prometedoras, que tratan de encontrar nuevas moléculas o nuevos fármacos. Además, se ha avanzado muchísimo en la investigación del posible uso de las células madre, así como en el uso de la cirugía funcional para aquellos pacientes menores de 60 años que no responden al tratamiento», afirma la Dra. Rosario Luquin.