Muchos centros geriátricos han tenido que reducir sus cuotas hasta 300 euros debido a los recortes en la Ley de la Dependencia, según explica Núria Piquer, Directora General de la residencia para mayores Parc Güell y Gerente de la residencia Parc del Clot, ambas de Barcelona y pertenecientes a La Vostra Llar.
Así, en 2013, el coste de una residencia en Barcelona era de unos 1.800 euros más IVA y actualmente el coste es de 1.500 euros al mes.
Ante esta circunstancia, las residencias y los centros de atención a mayores están haciendo todo lo posible para gestionar la creciente demanda de ingresos y solicitud de plazas, algo verdaderamente difícil teniendo en cuenta la situación de crisis y la escasez de recursos económicos.
“Muchos centros residenciales han tenido que recortar en servicios puesto que los ratios de personal exigido también se han hecho más laxos. En nuestro caso, no hemos llevado a cabo ningún recorte en lo que a servicios y atención a los usuarios se refiere. Hemos recortado en los beneficios. Nuestra filosofía pasa por ofrecer un servicio de calidad y esperar, que en un futuro próximo y pasada la crisis, tengamos la oportunidad de recuperar la normalidad”, afirma Núria Piquer.