Ante las noticias publicadas por el diario El Mundo, que apuntan a posibles irregularidades en determinadas adjudicaciones a algunas empresas del sector de atención a personas dependientes, la Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes de la Comunidad Valenciana (AERTE) ha mantenido una junta directiva convocada con carácter de urgencia en la que se han aprobado que esta asociación se dirigirá al fiscal anticorrupción con el objeto de informarse sobre los hechos publicados.
Desee AERTE se insta a la Generalitat valenciana a realizar una investigación interna que analice lo que se ha publicado en los medios de comunicación en relación a los equipos de la propia Administración, y depure responsabilidades de todos los intervinientes a todos los niveles si estos hechos se confirman. También ha solicitado a la Administración valenciana no resolver ninguna plaza a la empresa supuestamente beneficiada por este escándalo hasta que se aclare la situación.
Desde AERTE se exige a la Generalitat valenciana que se pronuncie sobre los hechos tan graves publicados estos días dada las consecuencias negativas que están suponiendo, tanto a las personas en situación de dependencia, como al sector en general.
Asimismo, se insta a la Conselleria de Bienestar Social a cumplir con la Ley de Dependencia, la libertad de elección de centro, el equilibrio y la equidad, creando un nuevo programa de concertación de plazas que se base en estos parámetros y en el que participen todos los centros de sector en igualdad de condiciones.
La junta directiva también ha reiterado nuevamente a la Administración valenciana que desbloquee los expedientes de situación de dependientes desde marzo de 2011 por orden cronológico y que se encuentran bloqueados por destinar todo el presupuesto a plazas públicas concertadas.