Un 15% de la población española padece algún tipo de artrosis, es decir, más de 7 millones de personas mayores de 20 años, siendo su prevalencia tres veces superior en mujeres que en hombres y su incidencia es extraordinariamente elevada entre los 60 y 70 años.

geriatricarea artorsis Universidad Europea Semergen
Rafael Sotoca, director general de Asistencia Sanitaria de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública, José Enrique Fernández, rector de la Universidad Europea de Valencia, y José Luis Llisterri, presidente de Semergen participaron en este foro

De hecho, la artrosis supone un problema sanitario de primer nivel que irá en aumento, ya que “la mayor esperanza de vida y la tendencia al aumento del índice de masa corporal condicionarán un crecimiento muy significativo en la prevalencia de la artrosis en las próximas décadas”, tal y como afirmó el Dr. Rafael Micó, vicepresidente de Semergen, Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, en el marco del foro debate “La artrosis como paradigma de cronicidad en España”, organizado por la Universidad Europea y Semergen.
Las partes del cuerpo más susceptibles de sufrir artrosis son las rodillas (10,35%), las manos (6,19%) y las caderas (4%). En el caso de la artrosis de cadera y rodilla, actualmente se asume que representa la primera causa de incapacidad funcional para andar en mayores de 70 años y supone el 50% de todas las incapacidades totales, según datos de Semergen.
La artrosis es una enfermedad crónica que representa el segundo motivo de consulta en Atención Primaria y el 15% de todas las asistencias en urgencias. Supone el 50% de las consultas relacionadas con el aparato locomotor y hasta un 80% de los pacientes han sido sometidos a pruebas diagnósticas de imagen en menos de 6 meses, lo que supone un coste total de 4.738 millones de euros para la Administración cada año (un 0,5% del PIB nacional).
Esta prevalencia hace que su impacto sociosanitario sea importante, y tal y como asegura el Dr. Rafael Micó, “debemos considerar la artrosis como un verdadero paradigma de enfermedad crónica”. En este sentido, a juicio de Sergio Calvo, director de la Escuela de Doctorado e Investigación de la Universidad Europea, “no cabe duda de que la artrosis es la enfermedad crónica por excelencia y exige que se adopten medidas urgentes frente a ella”.
No en vano, además de su impacto epidemiológico, la artrosis plantea otros importantes retos clínicos, a nivel diagnóstico y terapéutico. “El diagnóstico es complicado y también la elección e implementación de los tratamientos es dificultosa”, asegura Sergio Calvo.
En este contexto, la Atención Primaria adquiere una relevancia extraordinaria, “ya que es en este medio donde acuden en primer término los pacientes con artrosis y donde se establecen las principales medidas diagnósticas, terapéuticas y de seguimiento”, asegura el director de la Escuela de Doctorado e Investigación de la Universidad Europea. Por ello, añade, “la adecuada y constante formación de este profesional en este ámbito es una obligación y una necesidad”. Sin embargo, como critica el Dr. Rafael Micó, “aún debemos superar numerosas dificultades en comparación con otros países europeos para formarnos y para poder realizar investigación en Atención Primaria en España”.
En este foro el Comisionado para la Equidad de la Agencia General de Pacientes, el profesor Ángel Gil, destacó también la necesidad de “garantizar que el acceso a los tratamientos para la artrosis sea equitativo para todos los pacientes. No tiene sentido que en algunas comunidades, como la Valenciana, se esté restringiendo la prescripción de fármacos sysadoa, específicos para la artrosis y respaldados por numerosa evidencia”.