Los centros de día obtienen mejores notas en la aplicación del modelo de Atención Centrada en la Persona (ACP) que las residencias, que tienen mejores resultados cuanto menor es su tamaño. Estas son algunas de la conclusiones de una investigación pionera sobre la Atención Centrada en la Persona en residencias y centros de día españoles realizada por la Facultad de Psicología de la Universidad de Oviedo.

geriatricarea ACP
Este estudio relieve la necesidad de cambiar el actual diseño y modelo de atención en las residencias

En el estudio «La Atención Centrada en la Persona (ACP) en los servicios gerontológicos, modelos e instrumentos de evaluación«, título de la tesis doctoral de la psicóloga y experta en gerontología Teresa Martínez Rodríguez, pone de relieve la necesidad de cambiar el actual diseño y modelo de atención en las residencias y destaca algunas características relevantes a la hora de facilitar este tipo de atención en las residencias como: el tamaño del centro residencial (desaconsejando las residencias grandes); el modelo organizativo del centro (en  favor del modelo housing frente al tradicional); la asignación estable de los cuidadores  (frente a sistemas de rotación); su  polivalencia; la figura del profesional de referencia, o la participación de las personas usuarias y de sus familias en las reuniones de elaboración de los planes de atención.
El estudio destaca también que los dos nuevos instrumentos, The Person-centered Care Assessment Tool (P-CAT) y The Staff Assessment Person-directed Care (PDC), traducidos del inglés y adaptados a la población española, muestran unas buenas propiedades psicométricas, de modo que pueden ser utilizados tanto en investigación como en la evaluación de servicios. Permiten conocer y medir, según la opinión de los profesionales, en qué grado los servicios están orientados a las personas, un requisito fundamental para poder dar cuenta de los avances hacia las propuestas de estos nuevos  modelos asistenciales.
Otras conclusiones del estudio es que los centros de titularidad privada logran una mejor puntuación mayor en la aplicación del modelo ACP que los públicos, y que también obtienen mejores resultados los centros ubicados en pequeñas poblaciones que en las ciudades. El clima laboral y el burnout de los profesionales aparecen también destacadas como variables importantes en relación al grado de ACP que dispensa un centro, mostrando que a mayor grado de ACP mejor clima laboral y menor grado de burnout en los profesionales.
El estudio, en el que han participado 98 centros de día y residencias geriátricas de 14 comunidades autónomas, además de 1.681 profesionales de atención directa y los 98 directores de estos establecimientos, pone a disposición de los servicios gerontológicos los primeros instrumentos de medida de la Atención Centrada en la Persona (ACP), un eje de calidad asistencial hasta ahora ignorado en sus evaluaciones. Además, presenta una primera aproximación sobre qué variables de los centros de día y residencias  de personas mayores se relacionan con la ACP.
Los resultados  de esta investigación están siendo publicados en distintas revistas científicas internacionales. Un resumen de los trabajos realizados se puede obtener en la nueva serie Informes Acpgerontologia, de libre acceso en la web de la Dra. Martínez www.acpgerontologia.com