Un estudio realizado por la compañía Zehnder así parece indicarlo, ya según los datos obtenidos el descanso de los pacientes de Alzheimer mejora en habitaciones donde el nivel de CO2 no sobrepasa los 800 ppm (partes por millón).

Geriatricarea Alzheimer CO2 Zehnder
El descanso de los pacientes de Alzheimer mejora en habitaciones donde el nivel de CO2 no sobrepasa los 800 ppm

Los autores de este estudio destacan que las personas sanas tienen una respuesta adaptable a niveles más altos de CO2, tanto física como mentalmente sin sufrir comportamiento agitado. Por contra, las personas que sufren Alzheimer u otra forma de demencia, pueden haber perdido esta forma de respuesta adaptable a los niveles de CO2 y pueden tener reacciones físicas más intensas con niveles de CO2 relativamente bajos, de aproximadamente 800 ppm.
De hecho, este estudio revela que el comportamiento agitado en un paciente de Alzheimer coincide con picos elevados, por encima de los 800 ppm de CO2 en la habitación, mientras que comportamientos agitados como ronquidos, fricción dental, apnea o pánico, no se observaron con los niveles de CO2 por debajo de 800 ppm.
Para realizar este estudio se llevó a cabo un seguimiento a una pareja (marido y mujer) viven en una casa tradicionalmente ventilada. El entorno de la casa proporciona aire fresco que se incrementa abriendo una o varias ventanas. Desde el año 2007, la mujer sufre la enfermedad de Alzheimer con síntomas graduales de demencia. Ocasionalmente se muestra inquieta, esto se nota cuando tiene un comportamiento introvertido y emite sonidos. Durante la noche el comportamiento agitado se manifiesta con ronquidos, apnea, sueño agitado y pánico al despertarse.
Un indicador mide la calidad del aire en la habitación y almacena los datos registrados de CO2 cada 15 minutos. Este medidor anota simultáneamente la temperatura y la humedad relativa.
En un cuaderno, el marido anotó el comportamiento de la mujer durante la noche y durante el día para compararlos con los niveles registrados de CO2. Los incidentes de comportamiento agitado se anotaron en el momento específico en que sucedieron, así como los cambios de posición de la ventana y de la puerta interior. También se anotó el número de personas que estaban en la habitación.
Desde Zehnder se aboga por abrir una línea de investigación específica y realizar estudios y observaciones médicas más extensas para demostrar este caso de estudio.