Serunión, empresa especializada en restauración colectiva, cerró el ejercicio de 2015 con un aumento del 6,6% en su facturación, alcanzando los 437 millones de euros.
Especializada en los sectores educativo, empresarial, sanitario, social, tercera edad y vending, la firma Serunión gestiona en la actualidad 2.920 centros de restauración, distribuidos entre España y Portugal, y su equipo humano se incrementó el pasado año en 200 personas, alcanzándose la cifra de 18.200 colaboradores.

Geriatricarea Serunion restauración colectiva
La cocina central de Serunión en San Fernando de Henares implementa los últimos avances en tecnología y sostenibilidad

“En línea con la economía del país, durante el año 2015 se ha constatado la recuperación del sector, lenta pero sólida. Este año hemos logrado consolidar grandes clientes y seguir generando ocupación por encima de las expectativas. Prevemos que en 2016 seremos capaces de generar un número similar de empleos en España”, apunta Antonio Llorens, presidente de Serunión, que para este año prevé continuar con su estrategia de crecimiento de forma sostenida y continuada, tanto para sus distintas líneas de negocio como en los sectores en los que opera.
Durante el pasado año la compañía puso en marcha dos nuevas cocinas centrales en España, ubicadas en San Fernando de Henares (Madrid) y en Valladolid. La primera, inaugurada en el mes de abril, es una cocina central altamente sostenible y con un fuerte componente tecnológico. Con una inversión cercana a los 2 millones de euros, estas nuevas instalaciones de Serunión ocupan 1.200 m2 y han supuesto la creación de 50 nuevos puestos de trabajo. Esta cocina central implementa las últimas tecnologías aplicadas a la elaboración de los productos, mantenimiento y distribución. En materia de sostenibilidad, cuenta con una estación propia de tratamiento de residuos, optimiza de forma notable los consumos energéticos e hidráulicos y dispone de una estudiada distribución del espacio para permitir maquinaria de última generación y de gran producción.
Por su parte, la nueva cocina central de Valladolid, que ha supuesto una inversión de más de 1 millón de euros, forma parte de Responsabilidad Social Corporativa de la compañía, al colaborar con Grupo Lince Asprona, entidad sin ánimo de lucro cuyo objeto social es la integración laboral de personas con discapacidad. En virtud de esta alianza se han incorporación a la plantilla 55 personas con discapacidad, que se suman al resto colaboradores hasta alcanzar el número 75 empleados.
Cabe destacar también que las cocinas centrales de Serunión en Málaga y en Sevilla han sido los primeros centros de restauración colectiva de España en recibir la certificación de platos 100% ecológicos. Tras 4 años de trabajo y superar varias auditorias, esta certificado ha sido otorgado por Servicio de Certificación CAAE y garantiza que el método de producción está basado en sistemas y ciclos naturales y en el mantenimiento de la biodiversidad; obteniendo productos de alta calidad sin el empleo de productos químicos de síntesis ni OGM (Organismo Genéticamente Modificado).