Geriatricarea Congreso nacional de legionella y calidad ambientalLa séptima edición del Congreso Nacional de Legionella y Calidad Ambiental tendrá lugar los días 15 y 16 de febrero de 2017 en el edificio del Vapor Universitari de Terrassa.
Organizado por la Universitat Politècnica de Catalunya – BarcelonaTech, durante estos dos días se celebrarán conferencias plenarias, mesas redondas, y comunicaciones orales técnicas libres en las que se abordarán cuestiones como la legislación vigente, los diferentes métodos de detección existentes, tanto clásicos como nuevos, y los tratamientos a realizar, poniendo especial énfasis en la prevención, la formación y la protección.
Y es que, con frecuencia, los edificios poseen elementos en los que se produce el estancamiento del agua y la acumulación de productos que sirven de substrato para la legionelosis (lodos, materia orgánica, material de corrosión, amebas, otras bacterias, etc.) posibilitando su multiplicación hasta concentraciones infectivas para el hombre.
Este foro trata de concienciar sobre la importancia de seguir las medidas adecuadas para prevenir este enfermedad, tales como la instauración de una terapia adecuada en los enfermos y el control de edificios, ya que actualmente la infección se puede considerar perfectamente controlable.
No obstante, la contaminación del ambientes interiores de los edificios es la causa de varias problemas de salud. Los contaminantes presentes en el aire interior de los edificios, ya sean químicos, físicos o biológicos, varían en función de las actividades que se desarrollan en estos espacios, el estado de salud de los ocupantes, la infraestructura física del edificio y sus bienes materiales y la calidad del aire en el entorno.
Con un enfoque eminentemente práctico, durante el Congreso se analizarán las causas de la distorsión del entorno ambiental interno, así como las iniciativas y estrategias que permitan garantizar su idoneidad de una manera sostenible, centrándose esta prueba en las variables que de manera significativa influyan en este sentido: la calidad del aire, las condiciones de higiene y los factores de riesgo de la legionelosis.
Por la especial vulnerabilidad de las personas de edad avanzada, las residencias deben de estar especialmente atentas a prevenir posibles brotes de legionela, una enfermedad especialmente activa en verano debido a las altas temperaturas. Además, son muchas las residencias enclavadas en edificios que, por su antigüedad o falta de mantenimiento, presentan en sus instalaciones diversas patologías asociadas al paso del tiempo, algunas de las cuales pueden fomentar este problema de salud.
Para más información: info@nullcresca.upc.edu  http://legionella2017.upc.edu/