La farmacéutica GSK está desarrollando una vacuna frente al herpes zóster, que según el estudio aleatorizado de fase III (ZOE-70) ofrece una eficacia vacunal del 90% en adultos a partir de 70 años, eficacia que se mantiene durante al menos cuatro años.
Los resultados del estudio, publicados en la revista New England Journal of Medicine (NEJM), ponen de relieve que la vacuna HZ/su administrada con una pauta de dos dosis tiene una eficacia del 90% en comparación con placebo en personas a partir de 70 años. Además, la eficacia de la vacuna fue similar en todos los grupos de edad incluidos en el estudio, siendo del 90% en los sujetos entre 70-79 años de edad y del 89% en los sujetos a partir de 80 años.

Geriatricarea herpes zóster
El herpes zóster se presenta típicamente como una erupción que cursa con dolor y picor en un lado del cuerpo

Tal y como destaca el Dr. Emmanuel Hanon, Vicepresidente de la División de Investigación y Desarrollo de vacunas GSK, “esta es la primera vez que se ha demostrado una eficacia tan alta con una vacuna en desarrollo en personas de edad avanzada y esto es un hecho notable, ya que sabemos que el sistema inmune de estas personas frecuentemente está debilitado debido a la edad. Si se aprueba, esta vacuna en desarrollo podría ser una herramienta importante para la prevención del herpes zóster y el dolor asociado a él, lo que mejoraría significativamente la salud y la calidad de vida de muchas personas”.
En este sentido, Anthony Cunningham, Director Ejecutivo del Instituto Westmead de Investigación Médica de Australia e investigador principal del estudio ZOE-70, resalta que “estos datos demuestran que esta vacuna en fase de investigación mantiene una alta eficacia frente al herpes zoster en personas de más de 70 y 80 años, los grupos de edad más afectados por la enfermedad. Es importante señalar que también previene una complicación frecuente y temida del herpes zóster en estos grupos de edad, el dolor prolongado o neuralgia postherpética”.
Cabe recordar que el herpes zóster se presenta típicamente como una erupción que cursa con dolor y picor en un lado del cuerpo, como resultado de la reactivación del virus latente de la varicela (VVZ). Cualquiera que se haya infectado con el VVZ está en riesgo de desarrollar un herpes zóster, siendo la edad avanzada y la alteración del sistema inmune los principales factores de riesgo.
De hecho, casi todos los adultos (a partir de 50 años) corren el riesgo de desarrollar un herpes zóster puesto que el 90% han sido infectados por el VVZ. Además, el riesgo aumenta considerablemente con la edad. Así, el riesgo individual a lo largo de la vida de desarrollar herpes zóster es aproximadamente de una de cada tres personas, pero para las personas de 85 años en adelante, este riesgo se incrementa a una de cada dos personas.
GSK espera iniciar el proceso de solicitud de autorización de comercialización para la vacuna en desarrollo frente al herpes zóster en personas a partir de 50 años a finales de este año.