Un trabajo de la Universidad CEU San Pablo alerta sobre la existencia de interacciones entre el consumo de fármacos frecuentemente consumidos por personas de edad avanzada como son los diuréticos, la metformina o los corticoides y el estado de deshidratación.

geriatricarea deshidratacion
Los autores del estudio, Ana Puga, Gregorio Varela Moreiras y Teresa Partearroyo 

Recientemente la prestigiosa revista Journal of Phisyology and Biochemistry ha recogido los resultados de este estudio piloto titulado “Hydration status, drug interactions, and determinants in a Spanish elderly population: a pilot study” realizado por la Universidad CEU San Pablo y cuyos autores son los profesores Ana Puga,Teresa Partearroyo y Gregorio Varela Moreiras.
Y es que, a pesar de la importancia que el mantenimiento de un adecuado estado de hidratación tiene para lograr un envejecimiento saludable, el agua ha sido históricamente el gran nutriente olvidado. Aún más considerando que las personas mayores son las más vulnerables para sufrir una deshidratación y sus consecuencias.
Justamente este grupo poblacional es el que mayor consumo de fármacos realiza, generalmente de manera crónica, y habitualmente no presenta un adecuado estado nutricional. A pesar de todo esto, el estudio destaca que es sorprendente que no se haya prestado la necesaria atención a las posibles interacciones de fármacos y el estado de hidratación.
Los resultados presentados en el presente estudio piloto mostraron la existencia de una alta prevalencia de deshidratación en los voluntarios estudiados. En primer lugar, se observaron interacciones entre el consumo de corticoides y el estado de hidratación que variaban en función de la vía de administración.
Así, los corticoides administrados por vía pulmonar tenían un mayor riesgo de provocar deshidratación que aquellos administrados por vía oral. Estas discrepancias se relacionaron en las diferencias en la biodisponibilidad del fármaco en estas dos vías de administración. Asimismo, también se ha podido observar un mayor riesgo de padecer deshidratación en los pacientes de mayores que consumen tratamiento crónico con diuréticos y metformina.
Como señalan los investigadores, los resultados pioneros obtenidos son de gran relevancia no solamente en el ámbito farmacéutico sino también en el geriátrico y nutricional, para lograr una adecuada política de prevención y promoción de la salud en las personas mayores.
Todos los resultados del trabajo fueron presentados por la profesora de la Facultad de Farmacia de la Universidad CEU San Pablo, Ana Puga, en el X Congreso Nacional de Atención Farmacéutica que tuvo lugar recientemente en Burgos.