El Servicio de Hematología y la Dirección de Enfermería del Hospital Universitario de Getafe acaba de implantar un programa de autocontrol del tratamiento anticoagulante (TAO), que permite a un grupo de pacientes expertos evitar las visitas al centro.
Una vez seleccionado un grupo de pacientes expertos por el Servicio de Hematología, estos reciben formación específica en la consulta de Enfermería y se les proporciona un coagulómetro portátil con el que realizan un seguimiento continuo en su domicilio de su nivel de coagulación a través de punción capilar digital.

geriatricarea autocontrol tratamiento anticoagulante
El Hospital Universitario de Getafe ha implantado un programa de autocontrol del tratamiento anticoagulante

Según los resultados que vayan obteniendo en sus controles, son los propios pacientes expertos, en función de unos algoritmos (tablas de niveles de dosificación) los que van modificando su tratamiento farmacológico para mantenerse en el denominado rango terapéutico.
De este modo, este programa conlleva para los pacientes un aumento de la autonomía en viajes y vacaciones, reduce los desplazamientos al hospital y disminuye a su vez el abstentismo laboral, aumentando la satisfacción, confianza y responsabilidad del paciente.
Además de estas ventajas, todos los estudios clínicos publicados señalan que los pacientes en autocontrol obtienen un porcentaje de control de su nivel de coagulación superior al de los pacientes bajo control tradicional, debido a la mayor frecuencia de los controles (semanal e incluso varias veces a la semana).
Asimismo, se observa una disminución de complicaciones graves tanto hemorrágicas como trombóticas en los pacientes autocontrolados (del 50% en algunos estudios), así como un riesgo de mortalidad inferior respecto a pacientes con control tradicional.
El Hospital Universitario de Getafe se ha marcado como objetivo estratégico, dentro de sus acciones y programas de mejora, potenciar la figura del paciente experto como herramienta para incrementar la autonomía, satisfacción y los resultados de la atención a sus pacientes.
Actualmente en España se estima que el número de pacientes que recibe tratamiento anticoagulante oral (TAO) es de 350.000 a 400.000, lo que supone aproximadamente un 1% de la población. Esta cifra ha crecido en los últimos años debido al aumento de la supervivencia media de la población y, sobre todo, al incremento de las indicaciones terapéuticas de los anticoagulantes orales, principalmente en la fibrilación auricular.