La edad no puede ser impedimento para recibir servicios y apoyos necesarios para las personas con discapacidad. Esto vulnera sus derechos y, tal y como advierten desde el Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de la Comunidad de Madrid (CERMI Madrid), las normativas autonómicas y estatales que consientan esta discriminación deben ser urgentemente reformadas.

La edad no puede operar en contra de los derechos de las personas con discapacidad a la hora de recibir servicios y apoyos de carácter social

En este sentido, CERMI Madrid aplaude la aprobación en el Pleno de la Asamblea de Madrid de una Proposición No de Ley (PNL) con la que se insta al Consejo de Gobierno de la Comunidad a mejorar la atención de las personas mayores con discapacidad intelectual.
“La Asamblea de Madrid insta al Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid a modificar la Orden 1363/1997 para agilizar los trámites y procurar una mejor atención a las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo en todo su ciclo de vida, permitiendo el acceso a un recurso residencial especializado a personas mayores de 60 años, recoge el texto de la PNL. Esta iniciativa ha sido impulsada por el Grupo Socialista de la Cámara autonómica, atendiendo una reivindicación del CERMI Madrid, Plena Inclusión Madrid y el CERMI Estatal.
El criterio de la edad, en ningún caso, puede operar en contra de los derechos de las personas con discapacidad para recibir unos servicios y apoyos de carácter social adecuados a sus elecciones vitales, a su situación y circunstancias individuales. Por lo que las normativas autonómicas y estatales que consientan esta discriminación deben ser modificadas para acomodarse a la sentencia del Tribunal Constitucional de enero de 2018, que declaraba doblemente discriminatoria, por razón de edad y discapacidad, y anticonstitucional la regulación de la Comunidad de Madrid.
Dicha regulación impedía a una persona con discapacidad a acceder a un servicio social de residencia por superar determinada edad, cuando este era el más indicado a su situación y preferencia. Y desde el CERMI Estatal pidió al Defensor del Pueblo que investigue la legislación de las diferentes administraciones de toda España en este sentido.
Para CERMI Madrid, la aprobación ahora de esta Proposición supone un paso en la buena dirección, pero es preciso que se plasme en la realidad mediante una reforma legal, de modo que esta PNL no sea una mera formulación retórica. En opinión de esta entidad, la vida de las personas con discapacidad tiene el mismo valor en todas sus fases vitales, y el hecho de cumplir años no puede hacer que este grupo social deje de recibir la atención más adecuada en función de sus necesidades.