Con el objetivo de combatir la discriminación que sufren muchas personas de edad avanzada la Asociación Bienestar y Desarrollo (ABD) presenta dentro del proyecto «Buen trato, Yo también quiero envejecer dignamente», el spot #SiempreÁngela, un cortometraje que muestra desde una mirada íntima y cotidiana a Ángela, una chica de 20 años, siendo testigos de su día a día y la vemos cuando, mirándose al espejo, pasan los años y ya tiene 80. «Sigue siendo la misma persona, haciendo las mismas cosas, con la misma esencia, pero con más experiencia», destacan desde ABD.
Este trabajo «persigue el objetivo de acabar con el edadismo (lo que nosotros consideramos discriminación y rechazo al envejecimiento) y poner en el centro el envejecimiento. En una sociedad acelerada, que premia lo nuevo y joven y censura todo lo que representa hacerse mayor, queremos pisar el freno y poner conciencia en que todas las personas envejecemos y tenemos derecho a vivir una vejez digna donde todas las opciones de vida sean respetadas», reivindica la Asociación Bienestar y Desarrollo.
«Buen trato, Yo también quiero envejecer dignamente», es una iniciativa desarrollado por ABD, una Asociación que desde hace años trabaja para generar estrategias para hacer «surgir los valores de buen trato y respeto a las personas cuando envejecen». En concreto, este proyecto va dirigido a niños/as y jóvenes de entre 7 y 21 años de centros educativos de primaria, secundaria, bachillerato y formación profesional de toda Cataluña.
El spot #SiempreÁngela se difundirá en los espacios de diálogo que lleva a cabo ABD en diferentes centros educativos de Cataluña, convirtiéndose así en un nuevo material que facilite el cumplimiento del reto del resurgimiento de los valores del buen trato y respeto a las personas cuando envejecen.