La residencia y centro de día para mayores Las Vegas, gestionado por Grupo Albertia y ubicado en la localidad de Ciempozuelos, ha logrado la acreditación “Cuidados de demencias sin sujeciones físicas” otorgada por CEAFA, según modelo de la Fundación María Wolff, siendo el primer centro público de la Comunidad de Madrid que consigue dicha certificación.
El objetivo de la implementación de la certificación “Cuidados en demencias sin sujeciones físicas” no es otro que el de ofrecer cuidados que favorezcan la calidad de vida de las personas mayores, lo que supone no limitar su libertad, actividad física o conductual, empoderar a la persona en la toma de decisiones y asegurar su seguridad en el desempeño de las actividades de la vida diaria.

geriatricarea residencia las vegas Libre de Sujeciones
La residencia y centro de día Las Vegas, gestionada por Albertia, es el primer centro público de la Comunidad de Madrid que consigue la acreditación “Cuidados de demencias sin sujeciones físicas”

 
El proceso hasta la retirada completa de las sujeciones físicas en la residencia y centro de día para mayores Las Vegas ha durado 9 meses. A lo largo del año 2018, cada profesional recibió más de 40 horas de formación por parte de la Fundación María Wolff, gracias a las cuales, el proceso de desatar tomó forma, implantando una cultura en demencias, sensibilizando a trabajadores y familiares.
La formación, para todos los profesionales de la residencia y centro de día, tuvo como objetivo principal dotar del conocimiento necesario en el modelo asistencial en el que la retirada de sujeciones se lleva a cabo mediante la implantación gradual de un paradigma asistencial, que incluye la prevención de caídas así como una intervención psicosocial compleja.
De este modo, se tomó conciencia acerca de las demencias, la escala GDS-FAST y las sujeciones. Además, para el manejo de las situaciones de resistencia a los cuidados, se realizaron sesiones específicas sobre técnicas alternativas. También el estudio de los casos individuales, planteando estrategias para cada caso, siempre apoyados en el plan de atención individual de cada residente.
La metodología llevada a cabo desde la residencia consistió en el estudio individual y minucioso de cada caso para la retirada de las sujeciones físicas, que se acompañó de adaptaciones en el entorno, que aseguran la salud y seguridad, fomentando la libertad y autonomía.
En estos estudios individualizados es de vital importancia la participación del personal de atención directa, sobre todo del personal auxiliar de enfermería, encargado de realizar el registro de comportamiento diurno y nocturno de cada persona mayor. Esta información, junto con el dossier clínico (patologías, tratamientos, caídas, sujeciones, motivo de las sujeciones), ha marcado el camino a seguir en cuanto al planteamiento de medidas alternativas a las sujeciones para cada caso concreto.
En todo momento, las familias de los residentes han sido informadas, a través de conversaciones telefónicas y citas presenciales, de los pasos que se seguían para la retirada de las sujeciones. Tras la información ofrecida, las familias fueron firmando el consentimiento de retirada de la medida de contención y se les facilitó un tríptico explicativo sobre el programa y los beneficios del “desatar”.
Durante el proceso de implantación del Modelo de Cuidados en Demencias sin Sujeciones Físicas, la Comunidad de Madrid dotó al centro de sillones basculados que permiten a los residentes permanecer en una posición de seguridad sin necesidad de utilizar una sujeción. Asimismo, la residencia ha incorporado otras medidas alternativas: camas articuladas ultra bajas, sillones orejeros, sillas de ruedas basculantes, colchonetas, cuñas posturales, sensores de movimiento y puffs.
Tal y como indican desde Grupo Albertia, estas medidas alternativas se encuentran en constante valoración, ya que las patologías de las personas mayores evolucionan, provocando cambios funcionales y conductuales, que pueden requerir diferentes pautas de intervención.
Además, se están llevando a cabo Terapias No Farmacológicas para la mejora de la calidad de vida de los residentes, como estimulación sensorial y gerontogimnasia, entre otras, y se han implantado nuevas TNF como el “Programa de Prevención de Caídas”, de la mano del departamento de fisioterapia.
La auditoría para la obtención de la acreditación la realizaron los auditores de la Confederación Española de Alzheimer (CEAFA) garantizando el resultado de los procesos implantados conforme a los criterios establecidos por la Fundación María Wolff.