Hace poco más de un mes, el pasado 12 de mayo, entraba en vigor el nuevo registro obligatorio del horario de la jornada laboral. Apenas una semana después, los inspectores de Trabajo advirtieron de que ya habían comenzado a realizar comprobaciones en las empresas para ver si, en efecto, estaban aplicando el fichaje siguiendo lo establecido¡n en el Real Decreto-ley 8/2019.
Pasado este tiempo, ya se han dado casos de trabajadores que han denunciado a sus empresas ante la Inspección de Trabajo por no cumplir el decreto, mientras que los propios inspectores ya se han dirigido a algunas compañías requiriéndoles para que se adapten a la nueva legislación.

EFichaje facilita el registro horario de los trabajadores y ayuda a que las empresas puedan adaptarse a la nueva normativa

 
Desde Grupo Trevenque recuerdan que la multa por no contar con un registro de la jornada de los empleados puede ir desde los 626 euros a los 6.250 euros, y que tener instalado un sistema para este registro es una obligación para todas las empresas, sin excepción.
Una de las principales dudas con las que se enfrentan las empresas es determinas qué características debe reunir este mecanismo de control horario. En este sentido, Grupo Trevenque indica que, en primer lugar, debe registrar la hora de entrada y la hora de salida de cada uno de los trabajadores de forma «fehaciente», lo que implica que debe corresponderse realmente con las horas que haya trabajado cada empleado. En cuanto a su almacenamiento, los datos deben guardarse durante un periodo de cuatro años y solo pueden tener acceso a ellos los responsables autorizados de la empresa y el propio trabajador.
Al afectar a todas las empresas, incluidas aquellas que cuentan con empleados con jornadas de trabajo irregulares, el decreto ley matizó que el control horario debería efectuarse «sin perjuicio de la flexibilidad horaria», pero eso no quiere decir que no haya que registrar también las horas en las que realmente se está trabajando.
Pensando precisamente en esas empresas que, por los servicios que ofrecen, necesitan tener muchos trabajadores en diferentes sitios de forma simultánea Grupo Trevenque ha desarrollado EFichaje, cuya tecnología evita que las compañías tengan que invertir en sistemas tecnológicos muy caros para llevar un registro de sus empleados deslocalizados. Se trata de una herramienta que Grupo Trevenque ha implementado en sus propias instalaciones y que permite cumplir con la nueva legislación desde el primer día.
Respecto a cómo aplicar este fichaje y cómo instalarlo sin que les cause un gran perjuicio económico, EFichaje permite, por 45 euros al mes, acceder a un panel de control personalizado para la gestión de fichajes y la obtención de informes en una plataforma web, precisamente lo que requieren los inspectores de Trabajo cuando visitan a una empresa para ver si está cumpliendo con el fichaje obligatorio.
Por esa cuota, además, los clientes tienen la garantía de que sus datos se alojan en Cloud Center Andalucía, el primer data center neutral de la región por importancia e innovación. Se trata, en definitiva, un sistema idóneo para evitar que cualquier empresa se lleve un importante disgusto en forma de multa.