El departamento técnico del ITEL (Instituto Técnico Español de Limpieza) ha desarrollado «Tempano», un nuevo sistema de desinfección, desinsectación, descontaminación que no emplea productos químicos, ya que es un sistema físico a base de nieve y vapor carbónico de CO2.

Se trata de un sistema no es tóxico que no deja residuos y que se emplea en seco, por lo que los espacios pueden utilizarse inmediatamente después de sus empleo, ya que las superficies quedan completamente secas. Este equipo además de desinfectar bacterias, virus, hongos, etc. controla todo tipo de plagas en todos los estados, adultos, larvas, etc., tanto en espacios interiores como en exteriores. Esto es posible ya que la nieve carbónica o vapor carbónico congela plagas, insectos y microorganismos, que no logran generar mecanismos de defensa ante la rapidez del cambio de a una temperatura tan baja, indican desde el ITEL.

«Tempano» es un sistema físico de desinfección a base de nieve y vapor carbónico de CO2

La nieve carbónica y vapor carbónico son considerados como tratamiento de shock e insertos en un programa integrado de control plagas, desinsectación y desinfección. El CO2 como tratamiento evita el uso de insecticidas tóxicos al ambiente, y con el sistema «Tempano» puede aplicarse directamente sobre colchones, ropa de cama, equipos electrónicos como ordenadores, tabletas o dispositivos móviles, etc., cada día más habituales en los centros sociosanitarios.

Otra ventaja añadida de su empleo en residencias de personas mayores es que filtra eficazmente los olores, así como la urea, en este tipo de centros. Está especialmente indicado en aquellas zonas de las residencias destinadas para personas con demencia, ya que por su incontinencia generan mayor cantidad de patógenos.