La multinacional Toshiba ha mostrado en la feria CEATEC 2014 de Japón un androide con aspecto humano desarrollado para realizar labores de servicio, sanitarias y de asistencia a personas. Este prototipo de robot puede mover las manos y los brazos y usar la lengua de signos para comunicarse.
Y de cara al futuro, hacia 2020 Toshiba tiene previsto tener listo un modelo más definitivo, que contará con sensores de detección del movimiento, tecnologías de síntesis y reconocimiento de voz y controles robóticos, de tal manera que pueda funcionar, por ejemplo, como compañero de personas mayores y dependientes, enfermos o para realizar consultas médicas a distancia.