Los servicios de teleasistencia son una pieza fundamental a la hora de asesorar a las personas mayores y en situación de dependencia sobre cómo llevar una dieta saludable y unos hábitos de vida activa, tal y como afirmó Domingo García, director del Área de Servicios de Proximidad de ILUNION Sociosanitario, durante su intervención en la mesa ‘Alimentación y Nutrición: De la prevención de la malnutrición a la provisión de servicios de proximidad’, que tuvo lugar en el V Congreso Internacional Edad y Vida.

Geriatricarea servicios de teleasistencia
Pedro Abizanda, Jefe de la Sección de Geriatría del Hospital Universitario de Albacete; Walter Molhoek, director general de Nestlé Health Science; Domingo García, director del Área de Servicios de Proximidad de ILUNION Sociosanitario, y Federico Cuesta, médico especialista en geriatría, participaron en esta mesa de debate

Para el director del Área de Servicios de Proximidad de ILUNION Sociosanitario “informar mediante los servicios de teleasistencia sobre dietas adecuadas a la edad, asociadas o no a patologías crónicas, la aportación de productos de apoyo, los dispositivos de monitorización o el reparto de comida a domicilio para garantizar una nutrición diaria y variada a las personas mayores que viven solas, es un modelo de prevención primaria y secundaria que se puede realizar a través de los servicios de proximidad”.
En este sentido, los servicios de proximidad están constituidos “como vehículo de atención directa a la hora de estar cerca de las personas mayores y dependientes, sobre todo, de los más frágiles, que quieren seguir siendo autónomos en sus domicilios”.
Durante su intervención Domingo García hizo hincapié también en que tanto el asesoramiento como las actividades sociales que se ofrecen a través del servicio de teleasistencia ayudan a los usuarios a ser más autónomos, pues les estimula a tener una vida más activa.
Además de Domingo García, en esta mesa de debate también participaron el médico especialista en Geriatría del Hospital Universitario Clínico San Carlos de Madrid, Federico Cuesta; el Jefe de la Sección de Geriatría del Hospital Universitario de Albacete, Pedro Abizanda, y el director general de Nestlé Health Science y miembro de la Fundación Edad&Vida, Walter Molhoek.
Ahondando en la idea expuesta por Domingo García, el Doctor García Fernández-Caro, afirmó que los servicios de proximidad ofrecen un apoyo para una buena alimentación y prevenir la malnutrición. Así, los servicios a domicilio, los servicios de acompañamiento o la teleasistencia domiciliaria forman parte de un modelo de prevención a través del autocuidado, que favorece la permanencia en el domicilio de la persona mayor, y facilita su autonomía, retrasando así la situación de dependencia.
En esta mesa redonda el Doctor Cuesta presentó los resultados de un estudio que muestra cómo una ingesta adecuada de proteínas en las personas mayores contribuye a la recuperación de la enfermedad y a prevenir el deterioro funcional. Para ello, se requiere un aporte de proteínas suficiente para lograr que se mantenga la masa muscular, junto con un programa de ejercicio adaptado a la situación de cada persona.
Por su parte, el Doctor Abizanda destacó, en base a distintos estudios realizados, que la malnutrición en las personas mayores no sólo influye en su calidad de vida, sino que también tiene costes asociados que repercuten en los recursos sanitarios. Así, según los datos presentados en esta jornada, se calcula que la adopción de medidas para reducir la prevalencia de malnutrición reduciría hasta un 50% los costes anuales por paciente en gasto sanitario.
Más noticias sobre teleasistencia aquí.