El Departamento de Bienestar Social y Familia de la Generalitat de Catalunya ha anunciado la creación de más de 700 plazas en el ámbito de los servicios sociales especializados dirigidos básicamente a personas con discapacidad, personas con problemática social derivada de enfermedad mental y personas con VIH-SIDA.

Geriatricarea servicios sociales
Con estas plazas se reforzarán los servicios a personas con discapacidad, con problemática social derivada de enfermedad mental y con VIH-SIDA

Para la consejera de Bienestar Social y Familia, Neus Munté, la creación de estas nuevas plazas parte de la necesidad de destinar recursos públicos a la corrección de ciertos desajustes que se hayan podido producir en la cobertura de los diferentes servicios, haciendo hincapié en el principio de equilibrio territorial.
Neus Munté destaca también que «se han tenido en cuenta las diferencias existentes entre los diversos sectores en el ámbito de los servicios sociales especializados en Cataluña, que se traducen en la configuración de redes con dimensiones desiguales».
Por ello, el reparto aproximado de las plazas será el siguiente: un 42% para personas con problemática social derivada de enfermedad mental, un 36% para personas con discapacidad y un 22% para personas con VIH-SIDA.
«El Departamento ha hecho una apuesta decidida por servicios con una clara componente comunitaria e inclusiva, alternativos a la institucionalización, con una importante gasto público, y que tienen un mayor impacto en la normalización y la autonomía de las personas», afirma la consejera de Bienestar Social y Familia.
El conjunto de políticas, programas y servicios del conjunto del Departamento de Bienestar Social y Familia contarán en 2015 con un total de 2.012,72 millones de euros que representa un incremento de un 1,7% respecto al año pasado. De este presupuesto, en concreto, se destina un 71% a la autonomía personal y las personas con discapacidad.