Pese a que el número total de usuarios de servicios asistenciales a domicilio creció un 1,2% el pasado año, alcanzando las 1.223.000 personas, la facturación de las empresas dedicadas a la prestación de estos servicios siguió en 2014 la tendencia descendente en los dos últimos ejercicio, registrando caídas del 3% en 2013 y 1,9% en 2014, hasta situarse en 1.270 millones de euros, según los datos del Observatorio Sectorial DBK de INFORMA D&B.

geriatricarea servicios asistenciales a domicilio
Las previsiones apuntan a un ligero crecimiento del volumen de negocio de las empresas dedicadas a la prestación de servicios asistenciales a domicilio

El segmento de ayuda a domicilio generó en 2014 unos ingresos de 1.075 millones de euros, lo que supuso una disminución del 1,6% respecto al ejercicio anterior, representando el 84,6% del mercado total. Por su parte, el mercado de teleasistencia se situó en 195 millones de euros, un 3,5% menos que en 2013, concentrando el 15,4% restante.
Del total de personas usuarios de servicios asistenciales a domicilio, el 67,8% del total (828.800 personas), recibían servicios de teleasistencia, mientras que el 32,2% restante (394.200 personas) eran usuarios de servicios de ayuda a domicilio. Por otro lado, los usuarios de los servicios públicos representaban el 93,4% del total.
Las previsiones a corto plazo de los especialistas de INFORMA D&B apuntan a un ligero crecimiento del volumen de negocio por la prestación de servicios asistenciales a domicilio, favorecido por la mejora de los indicadores económicos y la paulatina reactivación del ritmo de contratación de las Administraciones públicas.
De este modo, frente a los descensos registrados en 2013 y 2014, la facturación de las empresas dedicadas a esta actividad se mantendrá estable en 2015, mientras que en 2016 se estima un crecimiento de alrededor del 2%, hasta alcanzar los 1.295 millones de euros.
El sector estaba integrado, a finales de 2014, por alrededor de 920 entidades, cifra que ha seguido una tendencia a la baja a lo largo de los últimos años, como consecuencia del debilitamiento de la demanda. Además, a pesar de la existencia de un gran número de entidades de pequeño tamaño, el negocio de servicios asistenciales a domicilio presenta un notable grado de concentración: los cinco primeros operadores abarcaban en 2014 una cuota de mercado conjunta cercana al 35%.