Los especialistas en Psicogeriatría “están siendo excluidos de la atención a las demencias por parte de los diferentes planes de salud a nivel mundial”, tal y como han denunciado los Doctores José Ignacio Mendezona y Jorge Pla, durante el XXIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Psicogeriatría.

Geriatricarea Psicogeriatria
En la imagen, los Doctores José Ignacio Mendezona, Luis Agüera y Jorge Pla

En su opinión, “la Psicogeriatría está viviendo un momento de asedio en Europa. Los ancianos no interesan demasiado y todo lo que suene a geriátrico se deja de lado”. Tal y como afirma el Dr. Jorge Pla ,en el caso de las demencias las clasificaciones internacionales de enfermedades están tratando de llevar al terreno de la neurología.
En este sentido, los especialistas lamentan que el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (en inglés, Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, abreviado DSM), obra de referencia mundial para la clasificación y codificación de las enfermedades, haya escondido a las demencias detrás del término trastorno neurocognitivo, «con la excusa de quitar para el paciente el estigma que acarrea el término de demencia y redefinirlo como transtorno neurocognitivo mayor», afirma del Dr. Pla.
Asimismo, ambos especialistas han destacado que la Clasificación Internacional de Enfermedades o por sus iniciales, CIE (o las siglas ICD, del inglés International Classification of Diseases) pretende sacar la demencia descrita por psiquiatras de las enfermedades mentales. Esta clasificación, elaborada por la Organización Mundial de la Salud, es el documento oficial que determina la clasificación y codificación de las enfermedades y una amplia variedad de síntomas, circunstancias sociales y causas externas de enfermedades.
Los especialistas han advertido que en un corto periodo de tiempo se publicará la CIE-11 en la cual se pretende que “la demencia, ahora contemplada dentro de los trastornos mentales, salga de este grupo y se ciña exclusivamente a los trastornos neurológicos; cuando clínicamente no es una situación real. Si en algún sitio tiene que estar es en el apartado de las enfermedades psiquiátricas. Para la psiquiatría es un momento importante porque se está trabajando en esta clasificación internacional de las enfermedades y se pretende que las demencias, que siempre han sido consideradas enfermedades psiquiátricas y también neurológicas, vayan a quedar probablemente fuera de las enfermedades mentales, denuncian los expertos.
Y es que las demencias son una enfermedad neuropsiquiatría que “no es ni exclusivamente neurológica ni psiquiátrica. En cualquier caso, la vertiente psiquiátrica es innegable porque la psicopatología o síntomas en el ámbito de lo psíquico constituyen el núcleo de la enfermedad”.
“Los psiquiatras entendemos las demencias y a los pacientes y familiares que las padecen y queremos seguir atendiendo a estos enfermos. Se debe tener muy presente que algunas demencias no empiezan con alternaciones de memoria, sino con alteraciones de conducta, y quien las diagnostica es el psiquiatra”, concluyen.