Partiendo de la realidad científica que constata que la memoria olfativa permanece durante más tiempo en el cerebro que la memoria visual o auditiva, Igurco Servicios Sociosanitarios de Grupo IMQ ha implementado un programa de estimulación sensorial a través de la memoria olfativa en sus residencias y centros de día.
Y es que, tal y como afirma María Pérez de Eulate, psicóloga de la residencia Igurco Bilbozar, “aproximadamente, el 85% de los recuerdos olfativos que mantiene una persona mayor corresponden a experiencias positivas y, principalmente, están ligados a situaciones o contextos con un gran contenido emocional. Por ello, la estimulación sensorial a través de la memoria olfativa presenta beneficios en personas en las que otros tipos de memoria, como la visual o la auditiva, que se pierden antes, es ya más escasa”.

geriatricarea Igurco estimulación sensorial memoria olfativa
La memoria olfativa permanece durante más tiempo que la memoria visual o auditiva

En este sentido, esta experta destaca que “a diferencia de otros tipos de estímulos sensoriales, que al ser percibidos pasan primero por el tálamo, los estímulos olfativos pasan directamente de la nariz al sistema límbico del cerebro, conectando con la amígdala cerebral (que conecta el aroma con una emoción), y con el hipocampo (que trabaja creando un recuerdo en la memoria). Posteriormente, también intervienen el hipotálamo (procesamiento hormonal) y la corteza frontal del cerebro, donde de manera secundaria se procesa el olfato)”.
De este modo, esta memoria asociada a una emoción “permite trabajar en reminiscencias vitales profundas e, incluso, de edades muy tempranas, en personas en las que, aparentemente, no se suele considerar esa posibilidad de trabajo. Estas actividades de reminiscencias nos permiten ofrecer a muchos usuarios beneficios cognitivos y emocionales, explica la psicóloga de Igurco.
Para llevar a cabo esta actividad, Igurco se ha apoyado en una de las compañías punteras del sector olfativo, Ambibox. Según afirma su director, José Antonio Solar, “con la aromaterapia podemos presentar a las personas mayores aromas para la estimulación sensorial. La aromaterapia postula los efectos beneficiosos sobre el organismo humano por la percepción de los olores de determinados aceites esenciales. Aromas que ayudan a respirar, a reducir el estrés, a relajarse, a activarse, a comer, etcétera”.
La apuesta de Igurco Servicios Sociosanitarios por la estimulación sensorial olfativa no se limita a los usuarios de sus centros, ya que abarca también a otros colectivos, como familias, voluntarios y profesionales sociosanitarios. Así, ha implementado una gama de aromas para entradas, recepciones y zonas comunes de sus residencias y centros de día, enfocados a la percepción de un ambiente limpio y agradable, procurando una sensación de calidez y bienestar durante la estancia en los centros.
“El olfato se presenta como un nuevo canal de comunicación para despertar emociones, sentimientos y memoria. También influye en la atención, motivación, personalidad y conducta de las personas. Un olor adecuado mejora la percepción de quien lo respira y permite gozar de un mayor bienestar en las instalaciones”, asegura José Antonio Solar.
Otro aspecto relevante de la implantación de la aromaterapia en los centros de Igurco es el de la eliminación de olores. “Hemos implementado una gama de aromas profesionales para la eliminación de malos olores en plantas donde los residentes presentan una mayor dependencia, en zonas comunes donde hay una mayor afluencia de personas y en espacios concretos como los baños geriátricos, donde se crea un ambiente más cargado y donde los olores desagradables son más intensos. Esta parcela resulta fácil de entender en un entorno sociosanitario y lo mismo que un buen aroma genera un ambiente más confortable, un olor desagradable, contribuye a la insatisfacción tanto en usuarios como en familiares y en los propios profesionales. Con esta solución se pone fin a este problema”, señala el director de Ambibox.
Esta nueva solución de aromaterapia implementada en los centro de Igurco es de carácter profesional y de evaporación controlada por calor. De este modo se evapora una fragancia natural directamente al ambiente sin emitir partículas liquidas en suspensión, ya que no se pulveriza, motivo por el cual no utiliza ningún tipo de propelente o gas que pudiera ser perjudicial para la salud de los residentes, familiares o profesionales. Actúa las 24 horas día con aromas a base de aceites naturales y el sistema cumple con las certificaciones necesarias.