Geriatricarea sujeciones David Curto Sanitas Mayores
Un artículo de David Curto,
Jefe de Gestión Asistencial de Sanitas Mayores

 
Las poblaciones occidentales están envejeciendo a un ritmo acelerado -la esperanza de vida es cada vez mayor- lo que supone importantes retos para nuestra sociedad en general y para el sistema sanitario en particular. Y es que esta mayor longevidad significa una mayor prevalencia de patología aguda y, sobre todo, crónica tanto de índole física como de naturaleza psíquica. Es decir, cada vez son más las personas con problemas de salud mental que se hacen mayores y/o los mayores que desarrollan algún trastorno mental que requieren de atención especializada.
El reto, por tanto, no solo es importante en términos cuantitativos, sino también respecto al hecho de que las personas de edad avanzada presentan particularidades en el modo de enfermar y de presentar síntomas y precisan, con frecuencia, formas diferenciadas y muy personalizadas de atención.

geriatricarea sanitas salud mental
Cada vez son más las personas con problemas de salud mental que se hacen mayores y requieren de atención especializada

Patologías como demencias, ansiedad, depresión, trastornos neuróticos y de personalidad, esquizofrenia, trastornos afectivos, trastornos psicóticos, de pánico, del sueño o del comportamiento son algunas de las principales dolencias relacionadas con la psique del anciano o psicogeriatría, como se conoce en términos más técnicos.
Pero, además, hay que tener en cuenta que los pacientes mayores tienen alta comorbilidad, es decir, presencia de enfermedades, en muchos casos crónicas, coexistentes o adicionales a estas patologías relacionadas con la psicología o con el estado de ánimo, presentando una combinación de necesidades psicológicas, físicas y sociales específicas.
En este contexto, resulta necesario el diseño de estrategias de cuidado que sean efectivas para contribuir a una mejora de la calidad de vida de estas personas. Por eso, todos los centros Sanitas Mayores tienen programas específicos y equipos multidisciplinares para tratar las patologías anteriormente citadas, de forma que todos los profesionales que componen el equipo -médico, personal de enfermería, psicólogo, fisioterapeuta y terapeuta ocupacional- ofrece una atención especializada centrada en las necesidades de cada persona. Estas terapias y cuidados personalizados van a poder garantizar un uso adecuado y proporcional de tratamientos, tanto terapias no farmacológicas como, si son necesarias, farmacológicas.
Todos los profesionales de Sanitas reciben formación continuada en demencias, control de alteraciones de conducta, trastornos del sueño, polimedicación, uso adecuado de psicofármacos, etc., lo que contribuye a individualizar aún más si cabe el tratamiento que requieran los residentes. Nuestra experiencia nos dice que la personalización es esencial para lograr una mejor calidad de vida a aquellos mayores con problemas de salud mental.