Consciente de la importancia trabajar el lado sensorial de las personas, y de la escasez de recursos terapéuticos con los que cuenta el profesional de geriatría para tratar a los pacientes con deterioro cognitivo y funcional grave, en Sanyres han iniciado un proyecto para trabajar con este tipo de pacientes desde una perspectiva sensorial, especialmente la vista y el oído, a base de una combinación de musicoterapia e imágenes durante todo el día.

geriatricarea sanyres
Los residentes estarán acompañados de música e imágenes que repercutirán directamente en su estado de ánimo y estrés emocional

La selección del material audiovisual ha sido cuidadosamente estudiada y es acorde a los ritmos circadianos para asegurar una coherencia entre los mensajes y las sensaciones que se esperan obtener. Así, se han tenido en cuenta las estaciones del año, las distintas horas del día y horas de sueño.
Cada día estos residentes estarán acompañados de música e imágenes que repercutirán directamente en su estado de ánimo y estrés emocional, así como en otros procesos como el sistema inmunológico, el aspecto nutricional y grado de ansiedad.
Todos estos aspectos serán monitorizados y controlados por profesionales médicos que llevan ya un tiempo trabajando la musicoterapia. En el centro Sanyres Aravaca se combina esta terapia sensorial con otros tratamientos médicos y cuidados ordinarios, especialmente en pacientes que se encuentra en la Unidad de Cuidados Especiales  Geriátricos (UCEG).
Con estas sesiones Sanyres pone en marcha un estudio científico que se desarrollará en las residencias Sanyres  Aravaca y Sanyres La Cañada. Se analizarán las mejoras de los pacientes participantes en estas terapias sensoriales y se medirán ciertos parámetros para posteriormente presentarlos en el 56 Congreso Nacional de Geriatría, que tendrá lugar en el mes de Mayo en Barcelona.