El Sistema de Atención a la Dependencia perdió 9.289 beneficiarios en julio, según los datos publicados por el Ministerio. Es decir, cada cinco minutos el sistema de la dependencia perdió un beneficiario ese mes, tal y como denuncia la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Socialess. Y ya son 30.106 beneficiarios menos en lo que va de año.
Desde esta asociación se incide en el hecho de que sigue existiendo una lista de espera de 179.040 personas con derecho y sin atender. Al no mantenerse la tasa de reposición, decenas de miles morirán sin la atención a la que tienen derecho.
En cuanto a los servicios y prestaciones, en el mes de junio se cerraron 809 camas de residencias, se dejaron de prestar 1.229 servicios de ayuda a domicilio, se dieron 1.203 prestaciones vinculadas al servicio menos, además de reducir en 6.746 las prestaciones económicas de cuidadores familiares. Esto supone el despido en el mes de agosto de más de 1.000 trabajadores/as del Sistema de atención a la dependencia.
En el primer semestre del año 2014, las cifras oficiales arrojan un descenso neto de 30.106 beneficiarios menos. Es decir, en lo que llevamos de año, cada día se dejó de atender a 145 personas. La cifra total de personas atendidas asciende en estos momentos a 724.483 personas, cuando en diciembre de 2011 (recién llegado al gobierno el señor Rajoy) las personas atendidas eran 738.587.
Las nuevas altas (procedentes de nuevas solicitudes y valoraciones de dependencia) no son suficientes para compensar las bajas producidas.
Desde la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales se afirma que los últimos datos publicados arrojan un balance tan lamentable como -por desgracia- poco sorprendente ya que este Observatorio anunció sus sospechas de manipulación de los datos para favorecer el balance anual a finales de 2013 que, tarde o temprano, tendrá que adecuarse paulatinamente a la realidad so pena de resultar escandalosa la distorsión de los datos.
«Resulta indignante además ver como el Ministerio e incluso el propio presidente Rajoy, realiza curiosas interpretaciones y declaraciones que desmienten sus propios datos oficiales. En definitiva, las medidas de reforma adoptadas por el Gobierno están teniendo como resultado inequívoco la destrucción del sistema y la trágica desatención a las personas en situación de dependencia y a sus familias. Lo mínimo que esperamos y exigimos de la información ofrecida por el Ministerio es seriedad y rigor», se manifiesta desde la AEDGSS.
«Lo último es, como viene haciéndose desvergonzadamente, insultar a la inteligencia, especialmente, de quienes padecen los rigores de las «mejoras» introducidas en el sistema en forma de desatención y desidia. Es indecente e inadmisible revestir con falsedades repetidas continuamente por irresponsables representantes del gobierno y del PP, lo que no es más que la destrucción planificada del sistema de atención de atención a la dependencia».
«Como hemos indicado en repetidas ocasiones, el fenómeno de la desaparición de personas dependientes del sistema (reciban o no atenciones) tiene como consecuencia lógica la disminución de la lista de espera o ‘limbo’ de la dependencia. Sin embargo, los responsables ministeriales se empeñan en tratar a las plataformas de afectados y a la comunidad científica y profesional como si fuéramos imbéciles, apuntándose repetidamente el tanto de la rebaja de la lista de espera como un éxito de gestión. Lo que evita el IMSERSO en sus comentarios es poner el dato de nº de personas pendientes de recibir prestación en relación con el número de personas atendidas.»
La conclusión evidente para la AEDGSS es que la reducción del nº de personas pendientes de recibir prestación no se debe a un incremento en la atención sino a su desaparición de las listas bien por pérdida del citado derecho, bien por fallecimiento sin haber recibido atención, dada la parálisis a que se ha sometido al sistema.
AEDGSS1 copia