La compañía GSK ha inciado la comercialización en nuestro país de Arzerra (ofatumumab), un fármaco para el tratamiento de la leucemia linfocítica crónica (LLC) refractaria que por su tolerancia clínica está especialmente indicado para pacientes mayores de 65 años. Cabe recordar que la LLC es la leucemia más común en la población adulta, afectando principalmente a ancianos.

geriatricarea leucemia linfocítica crónica refractaria
El Dr. José Antonio García Marco durante la presentación de este nuevo tratamiento

Según explica el Dr. José Antonio García Marco, de la Unidad de Citogenética Molecular del Hospital Universitario Puerta de Hierro-Majadahonda, “este nuevo tratamiento ha demostrado ser muy activo y con una tasa de respuestas muy importantes en una población de pacientes que tienen pocas posibilidades de respuesta con los fármacos convencionales en monoterapia o asociados a otros anticuerpos monoclonales”.
“Por otro lado y también muy importante -añade- es que su tolerancia clínica en pacientes mayores de 65 años es muy buena. Esta es una característica muy relevante si tenemos en cuenta que más del 70% de los pacientes con esta enfermedad son mayores de 65 años y con una tasa de comorbilidades acompañante que impacta sobre el estado funcional  en muchos de ellos”.
A diferencia de otros anticuerpos monoclonales, este medicamento de GSK ha mostrado ser eficaz en monoterapia, es decir no asociado a otros fármacos (quimioterapia), en pacientes refractarios, lo que supone una disminución de efectos adversos en una población de pacientes con una carga de comorbilidades no desdeñable.