Con el objetivo de ofrecer un mayor bienestar a los mayores. la Confederación Española de Organizaciones de Mayores, CEOMA, y Grupo Renta Vitalicia Mayores, sociedad perteneciente al Grupo Retiro, han firmado un convenio de colaboración gracias al cual los socios de CEOMA y sus familiares podrán beneficiarse de asesoramiento, tramitación y administración de contratos de Rentas Vitalicias, Hipotecas Inversas y Usufructos sobre inmuebles.

Geriatricarea CEOMA Grupo Retiro
El Presidente de CEOMA, José Luis Méler y de Ugarte, y el Presidente – Consejero Delegado de Grupo Retiro, Carlos Alberto Martínez Cerezo, han suscrito este convenio

Con este convenio, que recoge la necesidad de ofrecer a los mayores soluciones en busca de su bienestar frente a la crisis actual, los socios de CEOMA, a través de las Hipotecas Inversas y de la Rentas Vitalicias Inmobiliarias de Grupo Retiro, tendrán la oportunidad de mejorar su pensión de jubilación gracias a su vivienda, para que la misma les proporcione nuevos ingresos mensuales con los que cubrir todas sus necesidades.
Y para ello obtendrán toda la información y asesoramiento que precisen sobre estos productos, de los importes que en cada caso pudieran corresponderles de forma orientativa y en base al valor de sus inmuebles y de sus edades, con una atención directa y personalizada.
Además, los socios de la Confederación que estén interesados en formalizar uno de estos contratos sobre sus viviendas obtendrán un 20% de descuento sobre los honorarios profesionales.
Las Hipotecas Inversas son un producto financiero destinado a personas mayores de 65 años propietarias de una vivienda, con el que pueden obtener ingresos mensuales sin perder su propiedad. Se trata de un crédito con garantía hipotecaria, que tiene la particularidad de que no tiene que devolver en vida las cantidades recibidas ni los intereses como en una hipoteca normal, sino que en las Hipotecas Inversas la deuda queda aplazada al fallecimiento del contratante.
Por su parte, con la Renta Vitalicia Inmobiliaria los mayores se aseguran el cobro de una renta mensual de por vida a cambio de la venta de la nuda propiedad de su vivienda, siendo el propietario del usufructo de la vivienda hasta su fallecimiento.