Del trabajo conjunto de Telefónica, la Universitat Politècnica de Catalunya y el centro médico Teknon nace el primer “holter” para la Enfermedad de Parkinson. Se trata de una de las funcionalidades derivadas del proyecto europeo de telemedicina REMPARK que revolucionará el diagnóstico y la autogestión de esta enfermedad gracias a la posibilidad de establecer una monitorización objetiva, precisa y no invasiva de los síntomas motores de la EP.
Esto es posible gracias a que un sensor recoge los síntomas motores del enfermo en cada momento con una efectividad del 87% para identificar la presencia de un estado motor, y de un 100% para identificar la ausencia de un estado motor.

Geriatricarea  REMPARK holter Enfermedad de Parkinson
El sistema detecta los parámetros sintomatológicos de la enfermedad y determina la fase en la que se encuentra el paciente en cada momento y los envía mediante un sistema de gestión remota al médico

El sistema detecta los parámetros sintomatológicos de la enfermedad y determina la fase en la que se encuentra el paciente en cada momento (estados on-off, discinesias, bloqueos) y los envía mediante un sistema de gestión remota al médico del paciente, que desde su hospital o centro de referencia puede hacer un mejor seguimiento y ajustar la medicación sin tener que esperar a la siguiente consulta.
A través de un dispositivo móvil que el paciente lleva ajustado a la cintura con un cinturón bio-compatible, se mide, procesa y transmite la información relativa a los síntomas motores experimentados por el paciente. El dispositivo puede emitir señales acústicas rítmicas automáticas, al detectar a través del sensor, que la marcha del paciente se vuelve más lenta o que aparece un bloqueo. Estas señales pueden regularizar la marcha e inhibir los bloqueos.
Así, el objetivo general de REMPARK es determinar y cuantificar con precisión los síntomas de la enfermedad asociados al sistema motor para monitorizar su progresión. Logrando este objetivo se está en disposición de sustituir el típico diario de anotaciones que el paciente de Parkinson rellena para presentar a su doctor por su sistema automático. Esto es muy importante, ya que debido a las propias fluctuaciones que se manifiestan, los pacientes no tienen un estado motor constante durante todo el día y en algunos casos sufren cambios dramáticos, siendo casi imposible para ellos registrar esta información de forma precisa.
Al ser el tratamiento de la EP sintomático, conocer en detalle el estado motor de los pacientes es fundamental para optimizar el tratamiento y mejorar su calidad de vida. Esto permite al enfermo auto-controlarse mejor y a los médicos personalizar y adaptar el tratamiento a cada paciente.
La validación de las primeras conclusiones de este proyecto europeo, que ha estudiado durante tres años la evolución de 40 enfermos de Parkinson de España, Italia, Irlanda e Israel mediante este sistema de tele monitorización y control remoto, soportado por la plataforma de gestión remota de Telefónica, abrirá nuevos campos en el seguimiento, diagnóstico, tratamiento y gestión de la enfermedad. Así, del mismo modo que las personas hipertensas tienen un tensiómetro en casa con el que vigilan su tensión arterial, los enfermos de Parkinson podrán adquirirlo en poco tiempo para auto-controlar su enfermedad sobre todo en los primeros estadios.

Para más información:  www.rempark.eu