geriatricarea bienestar mental guia NICE
Esta guía de práctica clínica propone recomendaciones para realizar actividades que fomenten el bienestar mental y la independencia de los mayores

El Instituto Nacional de la Excelencia para la Salud y la Atención del Reino Unido (National Institute for Health and Care Excellence, NICE) ha publicado una nueva guía con el título “Personas mayores: independencia y bienestar mental” (Older people: independence and mental wellbeing – NG32), tal y como nos informa el Consejo General de la Psicología de España.
Esta guía de práctica clínica tiene por objetivo establecer recomendaciones para la realización de actividades que fomenten el bienestar mental y la independencia de las personas mayores, además de identificar a los mayores con un mayor riesgo de deterioro en estos ámbitos.
Está dirigida a los responsables de la administración y de organizaciones públicas o privadas, voluntariado y sectores comunitarios que estén en contacto directo con el colectivo de las personas mayores.
El documento establece recomendaciones en las varias áreas: principios de buenas prácticas, actividades de grupo, actividades individuales, voluntariado e identificación de personas en riesgo de deterioro grave.
Entre los principios de buenas prácticas a la hora de implementar actividades dirigidas a las personas mayores se recomienda tener en cuenta las necesidades e intereses locales de la población concreta a la que se destinarán, prestando especial atención a aquellos mayores que se encuentren en mayor riesgo de deterioro en su independencia y bienestar mental.
Este documento recomienda que las personas mayores participen activamente en el diseño y puesta en marcha de dichas actividades, que deberían incluir una descripción clara de lo que se ofrece, tener lugar en horarios regulares y en la misma ubicación física, dar la oportunidad para la socialización y estar complementadas con otras actividades que puedan suponer un apoyo en diferentes aspectos que aumenten la independencia y el bienestar mental, tales como la salud física, el sentido de pertenencia a la comunidad y la sensación de logro.
Por otra parte, la guía del NICE pone el acento en la importancia de la formación de los profesionales y voluntarios a la hora de identificar a las personas cuya independencia y bienestar emocional se encuentran en peligro de deterioro grave.
En este sentido, hay que tener en cuenta los siguientes factores de riesgo: la muerte del compañero sentimental en los dos años anteriores, ser cuidador, vivir solo o tener pocas oportunidades para socializarse, haberse separado o divorciado recientemente, haberse jubilado recientemente, haber sido desempleado en la etapa adulta tardía, tener bajos ingresos, haber desarrollado problemas de salud recientemente, haber tenido que renunciar al carnet de conducir, tener una discapacidad relacionada con la edad y tener 80 años o más.
Los interesados pueden consultar y descargar la Guía NICE “Personas mayores: independencia y bienestar mental” aquí.