Con el objetivo de detectar la fragilidad entre la población de más de 65 años, además de ofrecer recomendaciones para su prevención o tratamiento, el Parc Sanitari Pere Virgili participó, en el marco del Día Internacional de la Gente Mayor, en la campaña “En marcha contra la Fragilidad”, una experiencia pionera promovida por la Sociedad Catalana de Geriatría y Gerontología y en la que han tomado parte hospitales de toda Cataluña.

geriatricarea fragilidad Parc Sanitari Pere Virgili
Las instalaciones del Parc Sanitari Pere Virgili acogieron un circuito con diferentes stands para detectar la fragilidad entre la población mayor

Y es que la fragilidad es un estado que predispone a sufrir efectos adversos de salud, como deterioro funcional, discapacidad e incluso la muerte, y en el que se encuentra una de cada 10 persones mayores de 65 años. A pesar de la alta prevalezca de este fenómeno, la mayoría de casos no está diagnosticada, ya que afecta a personas aparentemente sanas que mantienen una autonomía en su vida diaria.
Por ello, y con el fin de ampliar el conocimiento sobre la fragilidad, así como poner en evidencia la necesidad de orientar recursos asistenciales hacia este ámbito, la Sociedad Catalana de Geriatría y Gerontología organizó la campaña “En marcha contra la fragilidad” donde hospitales de Cataluña, como el Parc Sanitari Pere Virgili (Barcelona), el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (Barcelona), el Consorci Sanitari del Maresme (Mataró) y Badalona Serveis Assistencials, abrieron sus puertas de manera simultánea para detectar la fragilidad entre la población.
Así, gracias a esta iniciativa las instalaciones del Parc Sanitari Pere Virgili acogieron un circuito con diferentes stands donde profesionales de la salud de diferentes disciplinas (médicos, enfermeras, fisioterapeutas, etc.) y del área social realizaron unas 400 valoraciones gratuitas de fragilidad ofreciendo recomendaciones para prevenirla o tratarla.
Cabe recordar que algunos de los signos que pueden alertar de que una persona es o empieza ser frágil son una ralentización física o mental, una pérdida de memoria, una disminución de peso involuntaria, debilidad muscular y agotamiento. En este sentido, se realizaron diferentes actividades, de pocos minutos de duración, destinadas a evaluar cuatro áreas del individuo: función física, estado cognitivo, nutrición y apoyo y relaciones sociales.
Los instrumentos y escalas utilizados para detectar la fragilidad en cada uno de estos ámbitos fur¡eron diversos. Por ejemplo, una de les pruebas efectuadas para valorar el área de función física fue medir de la velocidad de la marcha, un marcador de fragilidad rápido, seguro y económico que el Parc Sanitari Pere Virgili tiene incorporado en su práctica clínica diaria. Según una revisión liderada por el mismo centro, una velocidad de la marcha inferior a 0,8 m/s (2,9 km/h) implica que la persona se encuentra en un estado de fragilidad, y velocidades de 1 m/s o superiores se asocian a una supervivencia mayor a la estimada para a un subgrupo de edad y sexo.
En otros stands del circuito se realizaron, entre otras actividades, pruebas de memoria (en el área de función cognitiva), una escala de soledad social (en el área social) y cuestionarios sobre el riesgo de malnutrición (en el área de nutrición).
En base al resultado obtenido, los profesionales ofrecieron indicaciones adaptadas a las necesidades de cada persona, con el objetivo de modificar el riesgo de fragilidad, así como de revertir la situación. Algunos de estos consejos son ejercicios de fisioterapia para hacer en casa, recomendaciones sobre una dieta saludable y adecuada, sobre como cocinar, sobre como mantenerse activo mentalmente y ejercitar la memoria, etc.
En el marco de la jornada también se organizaron actividades para estimular el ejercicio físico entre la gente mayor como, por ejemplo, una exhibición de Txikung –más conocido por su aplicación en las artes marciales como tai-txi. El Txikung permite trabajar diferentes aspectos del cuerpo y de la mente y es recomendable para  personas con patologías muy diversas, desde aquellas relacionadas con el aparato locomotor, hasta las cardiopatías o insuficiencia respiratoria.
Asimismo, aprovechando que las instalaciones del Parc Sanitari cuentan con uno de los circuitos gimnásticos y lúdicos para a persones mayores má completos que hay en Barcelona, se realizó un taller de actividad física dinamizado por profesionales del Parc y del área básica de Vallcarca.
Los asistentes a la jornada también pudieron presenciar la exposición itinerante “Buen trato en todo momento”, impulsada por el Consejo Asesor de la Gente Mayor del Ayuntamiento de Barcelona, con el objetivo de promover la cultura del buen trato a las personas mayores y sensibilizarles sobre sus derechos y libertades.