Con el objetivo de crear el primer sistema abierto de Internet de las Cosas para mejorar la calidad de vida de los mayores 50 empresas europeas han puesto en marcha el proyecto ACTIVAGE.

Geriatricarea Televés ACTIVAGE Internet de las Cosas
Miembros del grupo de trabajo de ACTIVAGE

Del trabajo conjunto de este medio centenar de empresas surgirá la primera plataforma abierta e interoperable basada en Internet de las Cosas (IoT) para el despliegue de soluciones que favorezcan la autonomía y la calidad de vida de las personas mayores.
Financiado por la Comisión Europea en el marco del programa Horizonte 2020 con un presupuesto de 25,3 millones de euros y un plazo de ejecución de 42 meses, las soluciones planteadas por ACTIVAGE se orientan a emplear la tecnología para incrementar la seguridad de las personas mayores, favoreciendo el mantenimiento de su independencia y participación social, así como a reducir el impacto negativo que implica el deterioro cognitivo de las personas de mayor edad y de las enfermedades crónicas. Asimismo, la creación de esta plataforma impulsará en el futuro el desarrollo de nuevos servicios y oportunidades de negocio en el ámbito del Smart Living.
Una de las empresas participante en este proyecto es Televés, que se encargará de desarrollar una prueba piloto en Galicia en la que 700 usuarios tomarán parte en la validación de soluciones para la integración social y sanitaria. Para la realización de esta prueba Televés colaborará con el Servicio Galego de Saúde (Sergas), Cruz Roja, Fundación Vodafone, Fundación Tecsos, Universitat Politècnica de Valencia y Axencia para a Modernización Tecnolóxica de Galicia (AMTEGA).
Esta prueba piloto servirá para incrementar la interoperabilidad de las soluciones desarrolladas por la compañía con las principales plataformas de Internet de las Cosas, reforzando aspectos como la seguridad, el intercambio de información entre los hogares de las personas que necesitan cuidados y los centros asistenciales, la mejora de la facilidad de uso de los dispositivos, o la integración con las redes de telecomunicación desplegadas en el hogar.