El Foro Smart Aging 2018, celebrado en el Auditorio del Museo Picasso de Málaga, se ha puesto de manifiesto como las nuevas tecnologías son un elemento “clave e imprescindible” para la atención centrada en la persona, tal y como expuso David Villaverde, responsable de innovación y transformación digital de ILUNION Sociosanitario, durante su conferencia “Atención sociosanitaria integral mediante el uso del Internet de las Cosas”.

geriatricarea Smart Aging
David Villaverde durante su intervención en el Foro Smart Aging 2018

Tras explicar que en la “atención sociosanitaria integral” es “básica y central la relación humana”, este experto defendió que las nuevas tecnologías innovadoras son un “elemento clave e imprescindible como complemento y herramienta de los profesionales” que facilitan la integración y permiten mejorar la calidad de la atención.
“Cuanta más información reunamos en tiempo real será mejor para la persona cuidada”, pues evitará cada vez más emergencias, explicó el responsable de innovación y transformación digital de ILUNION Sociosanitario, afirmando que el Internet de las Cosas conlleva “personalización, predicción y transparencia” de los servicios.
Asimismo, David Villaverde explicó en detalle en qué consiste la tecnología del  Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés), expuso ejemplos de las principales aplicaciones prácticas que forman parte de la estrategia de evolución tecnológica de ILUNION Sociosanitario, y desgranó los principales retos, barreras y beneficios identificados para su uso intensivo en el sector.
Destacó también la buena disposición con la que usuarios y profesionales, tanto del servicio de teleasistencia como de centros residenciales, acogen las nuevas tecnologías y valoran su utilización positivamente de un modo muy mayoritario.
El Foro Smart Aging 2018, organizado por la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) y la Fundación Envejecimiento y Salud (FES) en colaboración con el Ayuntamiento de Málaga, ha servido para profundizar en el uso cada vez más extendido de las TIC por parte de las personas mayores y de los servicios sociales, en cómo el uso de las nuevas tecnologías ayudan a combatir la soledad y mejorar la inclusión y calidad de vida de las mismas, así como para conocer las últimas novedades tecnológicas y líneas de actuación innovadoras del sector.
geriatricarea Smart Aging 2018
El Foro Smart Aging es un lugar de encuentro de iniciativas innovadoras en torno a la Silver Economy

En palabras del Presidente de la Fundación Envejecimiento y Salud, el Dr. Iñaki Artaza Artabe, “el objetivo de este evento es dar visibilidad a las líneas de actuación desarrolladas hasta ahora, tanto en las ciudades por las entidades públicas como en el marco privado. Convirtiendo esta cita anual en un lugar de encuentro de iniciativas innovadoras en torno a la Silver Economy, cuyo eje principal es la persona mayor”.
Así, en este foro se debatió sobre las ciudades amigables con las personas mayores; la accesibilidad universal y turística; la tecnología aplicada al cuidado del mayor; el acceso a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) de las personas mayores, etc. Todo ello con un enfoque centrado en líneas de actuación innovadoras, en el contexto de ciudades inteligentes e inclusivas en las que el sector público y privado estrechen lazos en pos de la mejora de la calidad de vida de las personas mayores.
Y es que en España más de ocho millones y medio de personas son mayores de 65 años, la cifra más alta registrada en décadas, según datos recogidos del INE. Por ello desde la SEGG se incide en que es necesario poner el foco en este nutrido grupo senior y poner en valor su poder como agentes sociales y consumidores de bienes y servicios.
En este sentido, desde la Comisión Europea han creado la iniciativa Smart Silver Economy que hace referencia al color plateado de las canas y pone en el centro de la diana a la población mayor de 65 años. La “economía de plata” incluye todas las actividades económicas relevantes para las necesidades de los adultos mayores y el impacto en sectores como el sanitario, financiero o tecnológico, entre otros.