Las enfermedades cardiovasculares son una de las principales causas de mortalidad que afecta a la población de la tercera edad. Algunos de los factores de riesgo que contribuyen a sufrir enfermedades cardiovasculares no ofrecen síntomas, y la mayoría de ellos pueden ser evitados con una buena calidad de vida.
Coincidiendo con la celebración hoy del Día Europeo de Prevención del Riesgo cardiovascular, Adrià Roca, enfermero de Lepant Residencial, nos ofrece algunas de las claves para prevenir este tipo de enfermedad.

geriatricarea riesgo cardiovascular Lepant Residencial
Llevar una vida sana y una alimentación saludable es clave para prevenir enfermedades cardiovasculares

Presión alta
¿Qué significa ser hipertenso? Tener la presión alta causa que el corazón se esfuerce más, contribuye a bloquear las arterias y aumenta la frecuencia de padecer angina de pecho (un dolor de pecho causado por la falta de oxígeno en el corazón) como también riesgo de ataques cardíacos y cerebrovasculares. Por eso, es vital controlar la presión. “Si se tiene la presión alta, hay que seguir las recomendaciones del médico y del equipo de Enfermería sobre alimentos bajos en grasa y en sal, aumentar el ejercicio y tomar los medicamentos necesarios”, afirma Roca.
Colesterol elevado
El colesterol elevado en la sangre causa  un aumento en la cantidad de placa en las arterias y la enfermedad de las arterias coronarias. Todos los adultos deben obtener una prueba de los niveles de colesterol total y niveles de triglicéridos. Un nivel alto del colesterol aumenta su riesgo a enfermedades del corazón (angina de pecho, infarto agudo, cardiopatía isquémica, Ictus…). Por lo que respecta a esto Roca comenta “Las investigaciones clínicas demuestran que si se tiene niveles altos de colesterol, el disminuir los niveles reducirá su riesgo de enfermedades del corazón”.
Diabetes
La diabetes, es el exceso de glucosa (azúcar), en sangre. Si no está controlada ni tratada, puede aumentar significativamente el riesgo de enfermedades del corazón. Una sencilla prueba de sangre puede determinar la cantidad de glucosa en su sangre. El nivel normal de glucosa en la sangre en ayunas es de 70 a 110 mg/dL. Si el nivel es mayor que 126 mg/dL, en varias analíticas, significa que uno puede padecer diabetes. Si se padece de diabetes, el mejor tratamiento es la prevención, siguiendo una dieta ajustada. Algunos alimentos que la persona diabética debe evitar: dulces y pasteles, pan, pasta (harina blanca), frituras, refrescos, zumos (sobretodo el de melocotón), carnes y embutidos que contengan un exceso de grasa.
Sobrepeso
“Estar en sobrepeso aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares a más del doble”, advierte Adrià Roca. La obesidad aumenta el riesgo de alta presión sanguínea, diabetes y de los niveles de colesterol que no son normales.
Como conclusión, llevar una vida sana y una alimentación saludable es fundamental a la hora de prevenir enfermedades cardiovasculares. En este sentido, Adrià Roca ofrece cinco recomendaciones para una buena calidad de vida y evitar el riesgo cardiovacular:
1. Dejar de fumar
2. Hacer ejercicios moderadamente o vigorosamente por lo menos 30 minutos cada día
3. Alimentarse con una dieta saludable
4. Mantener un peso saludable
5. Examinar presión sanguínea, colesterol y niveles de glucosa de manera periódica.