/p>gure id="attachment_12425" style="width: 280px" class="wp-caption alignright">geriatricarea mayores
A las personas mayores les preocupa especialmente el futuro de sus hijos y nietos
Un artículo de Soluciones3e, firma de selección de personal de ayuda a domicilio.

El día 1 de octubre se conmemora el Día Mundial de las Personas Mayores y como homenaje a ellos, a los más grandes con todos los sentidos, hemos recopilando datos de estadísticas sobre qué piensan los mayores de hoy, cómo sienten, para descubrimos sus preocupaciones en este 2014.
Para analizar cuáles son sus mayores preocupaciones a día de hoy, no solo hemos leído estadísticas publicadas, si no que hemos salido a la calle y preguntado a personas mayores que conocemos, también a familiares, nos hemos sentado y les hemos preguntado “Y a tí ¿qué es lo que más te preocupa cada día?” y estas son sus respuestas:
1. Lo que más les preocupa, y aunque muchos esperen que hayan respondido la soledad, es el futuro de sus hijos y nietos. Ese es el pensamiento que cada día navega por sus mentes. Su primera respuesta suele ser sobre cómo afrontarán sus hijos la crisis, si podrán tener una jubilación como tienen ellos y si podrán hacer frente en un futuro a sus facturas.
Piensan que antes no tenían todos “los adelantos” que tenemos ahora en las casas y por eso ellos sabían apañarse para comer cada día y para salir adelante, para ahorrar, y que la generación que les sigue lo tienen todo hecho y eso hace que tengan “dormida” la capacidad para “buscarse las castañas” y esto les hace caer en depresiones ante la falta de intuición para encontrar salidas.
Encontramos alguna respuesta inesperada como que les da más miedo ver los telediarios y descubrir todo lo que “les roban” de su esfuerzo durante toda su vida, que su propia soledad diaria.
2. En segundo lugar lo que más les preocupa es la soledad, pero lo que aún es peor les preocupa más el hecho de no molestar a sus hijos y a veces prefieren ocultar su sentimiento de soledad a sentir que son una molestia para sus hijos. Por ello la importancia de adelantarse a que nos pidan un rato de conversación, una llamada, ya que probablemente no nos lo pedirán.
3. Y por último, y aunque resulte algo que a nadie nos gusta oír ni hablar de ello, les preocupa estar más cerca del momento de morir. Pero a diferencia de lo que muchos podamos pensar, no es la preocupación sobre “el dolor” que pueda producir la muerte, de hecho es curioso que, a partir de cierta edad, las personas mayores sienten la llegada de ese momento de otro modo a lo que podamos imaginar. Lo que les preocupa realmente de este aspecto es que llegado el momento lo hagan en soledad, sin nadie al lado que le acompañe, que sea por una caída o por un desfallecimiento y no tengan ayuda cerca.
Después de conocer las principales preocupaciones que ocupan sus pensamientos diarios, también les preguntamos cómo les gustaría envejecer. Aquí generalmente la respuesta suele ser que en su propia casa, pero que si lo tienen que hacer en una residencia les gustaría una donde pudieran colaborar, cocinar, sentirse miembro de una unidad familiar más que de una institución pública de batas blancas. Interesante esta última opinión para dar un giro en un futuro a la imagen que para muchas personas les ofrece ir a un centro residencial.
A continuación os dejamos un vídeo de la Fundación Amigos de los Mayores donde podemos comprender cuánto podemos hacer nosotros cada día por las personas mayores.