Más del 90% de los hematólogos considera que se debería incorporar algún tipo de valoración geriátrica específica para el manejo de los pacientes de edad avanzada, tal y como pone de manifiesto un sondeo realizado por el recién creado Grupo Español de Hematogeriatría de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) para conocer la situación de la hematogeritaría en los hospitales españoles.

geriatricarea Concepción Boqué Grupo Español de Hematogeriatría
El Grupo Español de Hematogeriatría, coordinado por la Dra. Concepción Boqué, nace con el objetivo de estudiar e investigar las características de las enfermedades hematológicas en pacientes con edad avanzada para lograr su óptimo manejo

El 75% de los especialistas encuestados reconoce que en sus hospitales no se lleva a cabo ninguna actividad de oncohematogeriatria, y sólo un 12% conoce las escalas de fragilidad y otras herramientas de valoración geriátrica.
Además, “el 50% de los hematólogos se consideran poco informados sobre la geriatría durante la realización de la especialidad. Estas cifras llaman especialmente la atención si se tiene en cuenta que más del 40% de los pacientes que acuden a las consultas de Hematología tienen más de 70 años”, afirma la Dra. Concepción Boqué, coordinadora del Grupo Español de Hematogeriatría de la SEHH.
En opinión de esta experta “no hay hematólogos específicamente dedicados a la hematogeriatria y el conocimiento general sobre la valoración de los pacientes mayores frágiles o vulnerables mediante escalas adecuadas está poco extendido”. A esto ya que añadir que “el aumento de la esperanza de vida de nuestra sociedad y, por consiguiente, de los pacientes de edad avanzada con patologías hematológicas, nos enfrenta a una necesidad no cubierta en este momento ni por el sistema sanitario, ni por el programa formativo de la especialidad”
Ante esta situación, “tenemos el reto de manejar de forma óptima a los pacientes mayores, para lo cual hará falta impulsar esfuerzos dirigidos a conocer qué herramientas pueden sernos de utilidad y extender su utilización en los hospitales y en las actividades de formación continuada de la especialidad” afirma la Dra. Concepción Boqué.
En este sentido, el Grupo Español de Hematogeriatría nace con el objetivo de estudiar e investigar las características de las enfermedades hematológicas de los pacientes con edad avanzada y sus rasgos diferenciales, para procurar su óptimo manejo. Y para ello, algunas de las acciones previstas será organización del un ‘workshop’ específico con el objetivo de debatir y consensuar herramientas de uso práctico para valorar la fragilidad de los pacientes de forma objetiva y homogénea, y la edición de un manual de uso práctico con todos los aspectos relevantes de la hematogeriatría.