La primera entrega del proyecto “Soñar para Vivir”, puesto en marcha por la Fundación SARquavitae, ha logrado hacer realidad los “sueños” de 13 residentes y usuarios de centros y servicios de la compañía.
Geriatricarea Fundación SARquavitaeY para lograrlo ha sido fundamental la implicación de los trabajadores de SARquavitae, las familias, amigos, entidades, escuelas de imagen y sonido y otros colaboradores. Todos ellos han contribuido a que estos mayores vivieran una experiencia inolvidable.
Así, Pili, Rosa y Joaquín, de SARquavitae Fontibre (Zaragoza), han logrado ver el mar; Martina, del centro residencial SARquavitae Sant Jordi (Barcelona), recibió el regalo más preciado con motivo de su 100 aniversario: ver jugar a su equipo, el Fútbol Club Barcelona, tras más de cuarenta años sin ir al estadio; Elena, de SARquavitae San Lázaro (Santiago de Compostela), ha podido conducir un coche por primera vez; José Luis pudo conocer a su ídolo el pelotari Aimar Olaizaola o el gaditano Fermín que hizo lo propio con su admirado cantante de copla, José Antonio Cortés, por citar solo algunos de los sueños cumplidos.
La Fundación SARquavitae ha visto cumplido así su objetivo, que no era otro que regalar ilusión y vida a los soñadores, así como compartir esos momentos con sus familias, rebosa sensibilidad y humanidad.
Pueden ver los vídeos de la iniciativa “Soñar para Vivir” aquí.