La hipertensión es el problema de salud más habitual en las personas mayores de 65 años, tanto hombres como mujeres, llegando a afectar al 50% de la población de estas edades, tal y ha puesto de manifiesto Julián Segura, presidente de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA) durante la la XXI Reunión de esta Sociedad.

geriatricarea Sociedad Española de Hipertensión
El doctor Alex Roca-Cusachs ha sido nombrado Socio de Honor de SEH-LELHA

Y es que, tal y como afirma este experto, en los últimos 20 años, esta patología “ha ido escalando puestos en el ranking de factores implicados en mortalidad hasta situarse en el primer puesto”Por ello ha realizado una invitación a los diferentes agentes implicados a “aunar todo tipo de esfuerzos” para afrontar este reto.
Por otra parte, en el marco de la XXI Reunión de SEH-LELHA, que ha reunido a unos 2.000 profesionales sanitarios, el doctor Alex Roca-Cusachs ha sido nombrado Socio de Honor de SEH-LELHA por su Junta Directiva. Roca-Cusachs es especialista en medicina interna y en endocrinología, autor de más de 200 publicaciones y más de 60 capítulos, así como uno de los creadores del Club del Hipertenso, herramienta divulgativa que persigue hacer llegar al paciente las recomendaciones sobre la prevención y el control de la hipertensión a los pacientes.
En su intervención, el doctor Roca-Cusachs ha resaltado que en la actualidad, la sanidad española se enfrente a grandes problemas financieros que se incrementan con el aumento de la demanda debido al envejecimiento de la población, las migraciones y la sensibilización de los usuarios. Además, ha explicado que, al contrario de lo que sucede en el resto de campos, “cuanto más eficaz es la medicina, más cara es, ya que necesitará más recursos”, y ha citado como ejemplos el desarrollo de la cirugía robótica, los trasplantes, la medicina predictiva o la bioingeniería, entre otros.
También ha destacado el hecho de que muchos pacientes “no aceptan su enfermedad y obligan a hacer una medicina de complacencia que no tienen valor sanitario pero incrementa los costes”, además, ha alertado sobre el fenómeno de la “hiper-frecuentación en las consultas que satura el sistema”. Paralelamente también ha denunciado el papel que juegan los lobbys en la educación sanitaria y el riesgo de “medicalizar” excesivamente la salud que esto implica. “El monopolio de la educación en manos de la industria tiene su riesgo, y tenemos que cuidar de los aspectos que faltan porque no tienen un patrocinador detrás”, señala.
Según Roca-Cusachs, “analizar la medicina como un acto de curar es un error, ya que se trata de la promoción de la salud desde todos los resortes posibles”. Por este motivo, durante su intervención ha señalado la importancia de personalizar los tratamientos y de la figura médico del futuro como un profesional que trate a personas, no a enfermedades y que sea empático y comunicador. Según su criterio, además, este nuevo profesional deberá saber aplicar las guías con sentido crítico y adaptarse a los cambios y a las nuevas tecnologías. También, tendrá que ser capaz de moverse en el mundo de los valores y de colaborar con otros profesionales sanitarios siendo consciente de la escasez de recursos.