/p>El corto “Cabezas Habladoras”, dirigido por Juan Vicente Córdoba y rodado en parte en la residencia y centro de día Los Llanos Vital de la localidad madrileña de Alpedrete, se ha llevado el Goya al mejor cortometraje  documental en la 31ª edición de los premios Goya.
Corto rodado en Los Llanos Vital
Julia Domenech, María del Carmen Puebla, Amelia Caro, Amparo Alarcón, Julia Olavide, Carmen Mullor y Juliana Moreno, de Los Llanos Vital, han dejado su testimonio en esta obra cinematográfica

Los Llanos Vital se implicó de lleno en el rodaje desde el momento en que la propuesta llegó al centro y colaboró con el director en la elección de aquellos mayores que mejor podían encajar en la grabación.
También ayudó a los ancianos a prepararse para el día del rodaje. Y es que este tipo de acciones encaja completamente con los valores de esta residencia y centro de día de Alpedrete que, además de procurar el bienestar de los mayores, trabaja diariamente para involucrarlos en su entorno social y para que sus testimonios y sabiduría de vida puedan transmitirse de generación en generación.
Precisamente ese testimonio vital es el germen de este cortometraje que su director y productor Juan Vicente Córdoba se decidió a rodar en el momento en el que ingresaron a su madre en una residencia con principio de Alzhéimer. Así, a través de dos preguntas -«¿Tú quién eres?» y «¿Qué quisieras de la vida?»– los protagonistas de diferentes generaciones, entre ellos siete personas de la residencia Los Llanos Vital, van dejando su testimonio vital, que ya nunca se olvidará.