El 50% de los donantes del País Vasco encajan con ese perfil según indican tres de las asociaciones más representativas de esta comunidad autónoma: la Asociación de Enfermos y Trasplantados de Corazón y Pulmón de Euskadi (Atcore), la Asociación de Trasplantados y Enfermos Hepáticos de Euskadi (Renacer) y la Asociación de Trasplantados de Médula Ósea y Enfermos Hematológicos de Euskadi (Egute). Además, han querido destacar que cada vez se pueden aprovechar más los órganos de personas mayores debido a su buen estado físico.

donante corazón
Cada vez se pueden trasplantar más los órganos de personas mayores por su buen estado físico

Asimismo, han afirmado que, en los últimos 10 años, “se han realizado un total de 2.420 trasplantes de órganos a pacientes vascos (1.478 renales, 690 hepáticos, 139 cardíacos y 113 pulmonares), con resultados similares o mejores a los de los centros más experimentados de Europa”.  También recalcan que “se ha dado un empujón a las donaciones en vivo y a las donaciones asistólicas (cuando hay un fallecido por paro cardiaco y se ayuda a que la sangre se bombee por el cuerpo mediante masajes cardiacos para que los órganos no se deterioren). Igualmente han aumentado las tasas de donación de tejidos y de trasplante de precursores hematopoyéticos (médula ósea)”.
No obstante, pese a estos datos positivos, las tres asociaciones vascas instan a la ciudadanía a no bajar la guardia y a concienciarse sobre la importancia de hacerse donante de órganos, un gesto solidario que salva vidas. “Agradecemos a la ciudadanía su concienciación y las muchas donaciones que han realizado porque, con su gesto, salvaron vidas pero no tenemos que dormirnos. Los datos de donaciones son positivos pero hay un 10% de las familias que se niega a que sus familiares fallecidos donen y pretendemos llegar a reducirlo lo máximo posible”, han concluido los portavoces de Atcore, Renacer y Egute.