En su labor de velar por el cumplimiento de la ley y la normativa vigente en lo que a ortopedia se refiere, la Federación Española de Ortesistas Protesistas (FEDOP) realiza denuncias, consultas y requerimientos sobre establecimientos que no cuentan con las licencias pertinentes para la venta de estos productos: grandes almacenes, cadenas de supermercados o farmacias.

En este sentido, la FEDOP está a la espera de que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) se manifieste respecto a la venta de productos de ortopedia en Lidl. Y es que esta Federación ha realizado varios requerimientos desde 2017 dirigidos a Supermercados Lidl, el último por vender al público una serie de productos (muñequera, tobillera, rodillera y cinturón lumbar), en cuyo empaquetado y etiquetado se indica expresamente que cumplen con la directiva comunitaria 93/ 42/CE relativa a productos sanitarios.

geriatricarea productos ortoprotesicos
La FEDOP ha realizado denuncias, consultas y requerimientos sobre establecimientos que no cuentan con las licencias pertinentes para la venta de productos ortoprotésicos

A estas reclamaciones se ha sumado recientemente el Colegio Oficial de Farmacéuticos, en relación a la venta de productos sanitarios de ortopedia en esa cadena. Ambas entidades están a la esperar de la resolución del organismo y ver el recorrido de la misma.

Sobre este punto, FEDOP agradece el interés del sector farmacéutico, pero entiende que quien tiene que velar por la correcta dispensación de productos ortoprotésicos es el propio sector de la Ortopedia, ya que son sus profesionales y sus establecimientos los que cuentan con la formación y las licencias pertinentes para ofrecer un servicio con garantías al usuario, mientras que muchos establecimientos de farmacia no especializados en Ortopedia carecen de ambas.

Según indican desde la FEDOP, las respuestas de la AEMPS hasta la fecha no han protegido al paciente, sino que se han basado en una apertura mercantilista. En relación con la necesidad de adaptación de los productos sanitarios, argumentaron que estos son seriados y que no se modifican para ajustarse al paciente.

Sin embargo, desde la Federación Española de Ortesistas Protesistas se indica que debería ser la autoridad sanitaria competente, o un profesional con titulación, quien decide que no necesitan adaptación… pero en este caso lo establece el comerciante. «Hablamos de un vendedor que busca el lucro económico y que no dispone de herramientas para la adaptación, no la ofrece y por tanto decide que no es necesaria dicha adaptación para vender su producto«. indican desde la FEDOP.

Esta Federación recuerda que los productos sanitarios ortoprotésicos requieren adaptación tal y como se indica en la Orden SCB/45/2019, un ajuste que solo puede realizarse en ortopedias con autorización para la venta con adaptación. Si se obvia este aspecto se estarán vulnerando los derechos de protección al usuario, al que se debe garantizar que el producto que adquiere cumpla con todas las garantías, denuncia. Por lo que la FEDOP espera que la AEMPS se replanteé sus argumentos y atienda estas demandas que buscan la protección del usuario de Ortopedia.