La Confederación Española de Familias de Personas Sordas (FIAPAS) ha elaborado un manual que contiene información y recomendaciones sobre accesibilidad auditiva y a la comunicación para favorecer un envejecimiento activo y saludable de las personas mayores con pérdida de audición.

Dirigido a los responsables de las políticas públicas de mayores, así como a los gestores de centros y residencias de personas mayores, tanto de iniciativa pública como privada, la publicación “OÍR para un envejecimiento activo y saludable. Accesibilidad Auditiva, a la Información y a la Comunicación en Centros y Residencias para Personas Mayores”, informa sobre las medidas y los productos de apoyo necesarios, previstos en la legislación vigente en materia de accesibilidad, para la interacción y el desarrollo de actividades en los espacios y servicios de centros y residencias para personas mayores.

geriatricarea FIAPAS mayores perdida audicion
FIAPAS ha elaborado una guía para favorecer el envejecimiento activo y saludable de las personas mayores con pérdida de audición

Y es que, tal y como recalcan desde FIAPAS, la accesibilidad auditiva, a la información y a la comunicación para las personas con sordera, en cualquier entorno, es una prioridad. En este caso, este material divulgativo hace hincapié especialmente los espacios en los que concurren personas mayores, cuya vulnerabilidad y dependencia se acentúan con la presencia de la discapacidad auditiva.

La presbiacusia (pérdida progresiva de la capacidad auditiva, provocada por el deterioro del sistema auditivo propio de la edad) afecta al 30% de la población entre los 65-70 años, y alcanza al 80% de la población por encima de los 75. Además, debido a la contaminación acústica y el estilo de vida, existe un incremento de estos problemas de audición en edades inferiores, en torno a los 50 años. Y cabe recordar que el 75% de las personas con discapacidad auditiva en España tiene 65 años o más.

En este contexto, FIAPAS advierte que la accesibilidad auditiva y el acceso a la información y a la comunicación contribuyen a evitar el aislamiento, la soledad y el deterioro cognitivo provocados por la falta de información y de motivación para la interacción y la comunicación con el entorno, causados por la pérdida de la audición, favoreciendo el cuidado de la salud, previniendo caídas y desorientación espacial, así como ayudando a combatir el desarrollo prematuro de demencias u otros trastornos del estado de ánimo.

Comprometida con el éxito del modelo de atención centrado en la persona mayor, esta guía trata de asesorar en materia de inclusión y accesibilidad con el propósito de que los centros y residencias, públicos y privados, implementen los recursos de accesibilidad auditiva, a la información y a la comunicación en sus distintos espacios y servicios para potenciar la autonomía y empoderamiento de sus usuarios y/o residentes y, al mismo tiempo, contribuir a avanzar en una sociedad más sensible con las necesidades de las personas mayores con sordera.

La elaboración de la publicación OÍR para un envejecimiento activo y saludable. Accesibilidad Auditiva, a la Información y a la Comunicación en Centros y Residencias para Personas Mayores ha sido posible gracias a la financiación del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 y de la Fundación ONCE.