Grupo Sanyres ha renovado por segundo año consecutivo el acuerdo de colaboración con la Fundación Canaria Oliver Mayor contra la Fibrosis Quística, que tiene por objetivo mejorar de la calidad de vida de los pacientes con esta patología.

Geriatricarea Sanyres Aravaca Fibrosis Quística
Gracias a este acuerdo Grupo Sanyres pone a disposición de la Fundación Canaria Oliver Mayor contra la Fibrosis Quística su resort Aravaca Centro

Gracias a este acuerdo Grupo Sanyres pretende paliar la desventaja geográfica y logística a la que se tienen que enfrentar los enfermos de la Comunidad canaria cuando necesitan recibir tratamiento fuera del archipiélago poniendo a disposición de los enfermos y familiares alojamiento en el resort Aravaca Centro que el grupo posee en Madrid.
Este complejo de apartamentos cuenta con todos los servicios para que tanto los afectados como sus acompañantes disfruten de la intimidad necesaria con la tranquilidad que supone -en caso necesario- poder recibir asistencia médica en cualquier momento.
La Fibrosis Quística es una enfermedad genética crónica que puede desencadenar patologías respiratorias graves y, en el peor de los casos, puede requerir un trasplante de pulmón.
Precisamente, este convenio de colaboración quiere dar respuesta fundamentalmente a estos últimos casos, ya que gracias al mismo se proporciona alojamiento y atención sanitaria adecuada mientras esperan a ser intervenidos quirúrgicamente en centros hospitalarios de Madrid. De este modo se elimina una preocupación añadida al paciente aliviando su situación mientras se les realizan las pruebas pertinentes previas a la operación.
Y es que, tal y como afirma Ramón Berra de Unamuno, director general de Sanyres, “somos conscientes de la cantidad de enfermos a los que desplazarse a Madrid les supone un gran esfuerzo económico, además del emocional implícito a un trasplante, y desde Sanyres intentamos reducir y mitigar en la medida de nuestras posibilidades esta situación. Para Sanyres es importante participar en este tipo de proyectos y apoyar a instituciones como la Fundación Canaria Oliver Mayor para la Fibrosis Quística, que lucha por dar a conocer la enfermedad y mejorar la calidad de vida de estos enfermos”.