Una situación bastante generalizada entre las personas mayores institucionalizadas es el riesgo de polimedicación, y entre sus consecuencias destaca el aumento de interacciones entre fármacos, la aparición de efectos secundarios y el uso de medicaciones inapropiadas en ese grupo de edad. Además, la polimedicación supone un incremento injustificado del coste en medicinas.
geriatricarea polifarmacia
Y es que el uso simultáneo de 9 ó más fármacos es un problema frecuente en centros asistenciales para personas mayores y, en general, en la población de edad avanzada. Para reducir la polifarmacia se utilizan estrategias de identificación de medicaciones potencialmente inadecuados utilizando sistemas de alertas consensuadas internacionalmente.
Ahora, dentro del programa Innova Saúde Hospital 2050 puesto en marcha por el Servicio Gallego de Salud, el psiquiatra Alejandro García Caballero, en colaboración con Juan Lojo, del Servicio de Calidad del CHUOU, han desarrollado una herramienta informática que automatiza estas alertas, ahorrando costes y tiempo del personal sanitario. Esta herramienta lee directamente las bases de datos de fármacos y proporciona al facultativo alertas automáticas
Esta herramienta informática es fruto del estudio «Polimedicación: aplicación de un sistema informático para reducir la polifarmacia en centros de mayores», publicado en la revista International Psychogeriatrics, órgano de comunicación de la Asociación Internacional de Psicogeriatría, y realizado por un equipo del Departamento de Calidad del Complexo Hospitalario en colaboración con los servicios de Atención Primaria, Psiquiatría y con el Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Santiago de Compostela.
La evaluación piloto del sistema se llevó a cabo en el centro de mayores de Santa Marta, de la Fundación San Rosendo, y las alertas que ofrece el programa fueron posteriormente evaluadas por el médico de atención primaria del centro, Roberto Álvarez y por el residente de Medicina Familiar y Comunitaria Tomás García- Caballero supervisado por su tutor, Carlos Menéndez.
Los resultados del estudio realizado en la Residencia Santa Marta demostraron que “el sistema es aplicable en condiciones clínicas reales” según explica el psiquiatra García Caballero y “permite al médico ahorrar tiempo de revisión de medicaciones. Además de ahorrar costes y medicaciones inapropiadas».
Más información sobre este estudio aquí.