La Asociación Gijonesa de la Caridad, conocida como La Cocina Económica, ha implementado en su nueva residencia La Golondrina, en Somió (Gijón) los sistemas de aviso de la firma Ibernex.

Geriatricarea Ibernex La Cocina Económica
La residencia La Golondrina cuenta con una capacidad máxima de 62 plazas para personas mayores sin recursos

Se trata de una residencia para personas mayores sin recursos que cuenta con una capacidad máxima de 62 plazas, repartidas en habitaciones dobles, individuales y dos apartamentos para parejas. La Cocina Económica tiene prevista la posibilidad de ampliar el geriátrico en el futuro con la incorporación de dos nuevas plantas, alcanzando así las 180 plazas.
Para dotar a este centro con las mejores soluciones, tanto para los residentes como para las familias, esta entidad ha apostado por la tecnología de Ibernex, y en esta caso en su partner integrador Tapia Telecom.
Así, el centro cuenta con el sistema de comunicación sociosanitaria HELPNEX, una solución completa que cubre las necesidades en materia de gestión asistencial, gestión de alarmas y control de accesos individualizado a las habitaciones entre otras funciones. Y con la ventaja de integrar todos los servicios de telecomunicaciones del centro desde una solución de software perfectamente integrada para optimizar su uso, facilitar su explotación y mantenimiento.
Esta solución de Ibernex ofrece una mejora en la calidad asistencial de los residentes gracias al sistema de llamadas paciente – enfermera, una sencilla solución mediante la cual los residentes generan una alarma en caso de emergencia, ya sea por medio de los pulsadores de cama o de los tiradores de aseo. Sea cual sea su ubicación el personal asistencial recibe estas alarmas en sus teléfonos inalámbricos y son avisados en caso de requerir su ayuda para acudir sin demora a auxiliar al residente que precise atención.
Gracias a la tecnología RFID, se puede conocer la trazabilidad del personal sanitario y de los residentes. En esta residencia, en cada puerta de las habitaciones cuenta con un lector de acceso RFID, de modo que cuando un residente quiere acceder a su habitación debe pasar la tarjeta RFID asociada por el lector para que la puerta se abra automáticamente. Al pasar la tarjeta queda registrado en el servidor cuándo ha entrado el residente en la habitación, y en caso de alarma, qué enfermera acudió a atenderla, lo que tardó en llegar a la habitación y la duración del servicio de atención.
Gracias a esta tecnología se puede conocer la carga de trabajo del personal sanitario de manera individualizada y concreta, con la ventaja de que todas estas acciones se pueden consultar a través de informes personalizados generados en el software.
Todas estas soluciones están integradas en un mismo software HELPNEX, facilitando así la gestión de los cuidados de los residentes y maximizando el trabajo y confort de los empleados, ya que con un solo software se gestiona todo el centro residencial.
La Cocina Económica es una asociación sin ánimo de lucro creada en 1905 para atender las necesidades básicas (comida, alojamiento y vestido) y, proporcionar asistencia social a la población más necesitada. La asociación se mantiene centrada en la labor social, a favor de todas las personas en riesgo de exclusión social.