Con una incidencia de 109,4 personas por cada 100.000 habitantes en la segunda semana de enero, la gripe ha pasado ya a ser epidemia en lo que supone el comienzo de la onda epidémica de la temporada 2018-19, asociada a la circulación mixta de A(H1N1)pdm09 y A(H3N2) con predominio del primero, según los datos aportados por la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III.
Excepto Canarias, Ceuta y Extremadura, el resto de Comunidades Autónomas presentan tasas de incidencia de gripe por encima de su umbral basal, siendo el nivel de intensidad bajo en la mayoría de ellas. La difusión es epidémica en Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla la Mancha, Castilla y León, Cataluña, Madrid, Navarra y País Vasco, local en Canarias, Melilla y La Rioja, y esporádica o nula en el resto.

geriatricarea gripe
La incidencia de la gripe pasa ya a la categoría de epidemia, con una incidencia de 109,4 personas por cada 100.000 habitantes

 
De las 304 muestras centinela de confirmación virológica, 114 han dado positivas para el virus de la gripe, con una tasa de detección viral de 38%. De las detecciones centinelas notificadas desde el inicio de la temporada 2018-19 hasta el momento, el 99%  son tipo A.
Por su parte, la tasa acumulada de hospitalización de pacientes con gripe confirmada es de 5,3 casos por cada 100.000 habitantes, siendo la proporción de casos en el grupo de mayores de 64 años (53%), seguido del grupo de 15 a 64 años (36%). En el 96% de los pacientes se aisló el virus A.
En relación a los casos graves hospitalizados confirmados de gripe (CGHCG), la tasa acumulada se estima en 1,71 CGHCG por cada 100.000 personas, siendo el 54% son hombres, y la mayor proporción de casos se registra en el grupo de 64 años (52%), seguido del grupo de 45 a 64 años (27%).
Además, cerca del 75% de estos pacientes presentaban factores de riesgo de complicaciones de gripe como, por ejemplo, enfermedad cardiovascular crónica (38%), enfermedad pulmonar crónica (27%), y diabetes (21%). El 74% de estos los pacientes desarrolló neumonía y el 28% ingresó en UCI.
Desde el inicio de la temporada, la letalidad entre este grupo de población ha sido del 10%, de los cuales 72% eran mayores de 64 años, el 28% tenían entre 45 y 64 años, el 58% eran mujeres y en el 95% se confirmó infección por virus A, tal y como informa la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III.